sec-reposera

Nuevo round entre Wanda Nara y Maxi López

El jugador alquiló una casa de ambos en el country Santa Bárbara, lo que enojó a la rubia. Ella no dudó en descargarse por Twitter y en contar anécdotas lamentables en un programa italiano

La calma siempre antecede al huracán. Después de un tiempo sin noticias del culebrón que protagonizan cada tanto la mediática Wanda Nara y el futbolista Maxi López, el lío se volvió a armar. El disparador de la tormenta fue el jugador, que alquiló la vivienda que ambos poseen en el country Santa Bárbara, y que según trascendidos, habían acordado reservar para sus hijos.

En venganza, la rubia salió a hablar en un programa de la televisión italiana, y entre otras perlas, contó una lamentable anécdota ocurrida entre su hijo Valentino y su padre. Además, la mayor de las Nara expresó su descontento en varios mensajes publicados en twitter.

"Yo no sabía que quería alquilar la casa, esto se trata de un atropello a la división de bienes. Esta propiedad es de los nenes, podría decir ‘no pago alimentos, pero tomen, con este alquiler pago el colegio’. No se hace cargo de nada, me da vergüenza tener que decirlo… Los nenes siempre fueron a una escuela privada y él manifestó que quería que fueran a una escuela pública. Le dije que no estaba de acuerdo y que él pagara lo que le pareciera y yo pagaba la diferencia. Esto está todo en los mails", se explayó.

“Cuando los nenes están con él, yo llamo y no me puedo comunicar. En el período que está con los nenes me bloquea el teléfono", contó, y siguió: "El más grande y el del medio no quieren ir con él. Una vez vino a la puerta y los chicos no querían ir y él dice 'me lo llevo igual' y no había manera de que se los llevara".

"Cuando los nenes están con él, yo llamo y no me puedo comunicar. En el período que está con los nenes me bloquea el teléfono", contó, y siguió: "El más grande y el del medio no quieren ir con él. Una vez vino a la puerta y los chicos no querían ir y no había manera de que se los llevara".

Fue entonces cuando relató el hecho más triste: "En la puerta de mi casa, Valentino le dio la invitación a su cumpleaños para que fuera aunque sea a soplar la velita y sacarse una foto con él, pero Maxi no fue. Después le reprochó al padre: 'Yo te invité a mi cumpleaños, yo te di la tarjeta y vos no viniste así que yo en tu cumpleaños no voy a estar'. Pasaron días y Maxi no llamaba al nene, lo llamé y me dijo a mí no me importa, si no quiso venir a mi cumpleaños que se joda’”.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo