sec-corbata

"No podemos ni debemos quedarnos en silencio"

Entrevista con el tesorero general de AMIA y presidente de las comunidades judías argentinas (Vaad Hakehilot), Ariel Cohen Sabban

“No podemos ni debemos quedarnos en silencio. El mundo pagó un alto precio por su silencio, ojalá Argentina pueda decir que ya no lo vamos a pagar más”.

De visita en la ciudad, a donde viajó este martes para participar del acto en el que rosarinos pidieron justicia, memoria y verdad, el tesorero general de AMIA y presidente de las comunidades judías argentinas (Vaad Hakehilot), Ariel Cohen Sabban, dialogó con rosarioplus.com sobre la muerte del fiscal Alberto Nisman, con quien estuvo reunido apenas tres días antes de su muerte, sobre cómo cree que seguirá la causa que investiga el atentado y, también, sobre cómo la comunidad vive con “temor” estos particulares días.

Consultado sobre la presentación judicial realizada por Nisman días antes de su muerte, Cohen Sabban anticipó: “Vamos a reclamar que se estudie cada una de sus denuncias, se evalúe si las pruebas son sustentables o no, y luego de una manera colegiada emitiremos un comunicado de AMIA con nuestra postura”.

El presidente de las comunidades judías argentinas recordó que tres días antes de su muerte, participó de una reunión en el despacho del doctor Nisman, “donde nos notificó los motivos por los que realizaba la denuncia”. Aclaró: “No nos podía dar las pruebas sustentables hasta ese momento porque estaba el secreto de sumario activo”. Sobre el fiscal, recordó que “se lo veía muy acelerado”, y que “si bien era así su forma de ser, estaba más acelerado y nervioso que otras veces”.

Luego de que el cuerpo sin vida del fiscal se hallara en su departamento de Puerto Madero, los dirigentes de la comunidad judía argentina se reunieron con el ministro de Justicia Julio Alak, el jefe de Gabinete Jorge Capitanich y el secretario Aníbal Fernández, para manifestarles que “los miembros de las 62 comunidades de toda la argentina están con temor, y la sociedad argentina también”.

Consultado por su postura respecto del acuerdo con Irán, Cohen Sabban apuntó que la dirigencia de AMIA no está de acuerdo con el memorándum, pero confió que “eso no descalifica a otros proyectos que tenemos en común con el gobierno, que funcionan muy bien”. Recordó que “en la democracia las diferencias son válidas”.

Según el dirigente, el memorándum “es una burla para todos los argentinos”, ya que a casi dos años de haberse aprobado, el parlamento iraní no lo ha siquiera tratado. “Irán no tiene intenciones de esclarecer el atentado, si de hecho cuatro de los imputados en la causa fueron candidatos a presidente allá. La Justicia argentina ya señaló a los responsables, lo único que esperamos es que aquellos señalados comparezcan y tengan un juicio justo”, reclamó.

Finalmente, Cohen Sabban analizó que la Causa AMIA ya no es más la misma, “es la causa nacional de los argentinos, y se ha cobrado una nueva víctima”, con la muerte del fiscal que la investigaba. “Luego de 20 años sin justicia, volvemos a vivir el desamparo, el dolor y la impotencia porque es un duro golpe a la investigación de la causa”, sostuvo. 

Rosarinos reclamaron Justicia

Los rosarinos salieron a pedir justicia, verdad y memoria. Este martes se realizó un acto organizado por la filial local de la DAIA y la comunidad judía. Fue en conmemoración de los 70 años de la liberación del campo de exterminio de Auschwitz, que coincide a la vez con la fecha en que se pactó el memorandum de entendimiento de Argentina con Irán.

El acto se realizó a diez días de la dudosa muerte del fiscal Alberto Nisman, y dos semanas después de su denuncia contra la presidenta y otros funcionarios, a los que acusó de supuesta protección a los imputados en la causa AMIA a través del memorandum. Por eso la convocatoria al evento fue para pedir “memoria por las víctimas del Holocausto y el atentado a la AMIA, verdad sobre la Causa, y Justicia para los responsables”, como indicó el maestro de ceremonia del acto.

En un improvisado escenario en calle Salta al 2500, con el tránsito cortado y un tumulto de gente, el acto comenzó luego de que prendieran una vela la intendenta Mónica Fein y el presidente de la comunidad judía, Daniel Villiguer, en memoria de los muertos por el Holocausto, por el atentado a la AMIA y por el fiscal Nisman.

Tras un minuto de silencio, expresó su reclamo de Justicia el representante de DAIA Rosario, Daniel Epsztein: “Paradójicamente, en la misma fecha en que el mundo decidió recordar a las víctimas del holocausto nazi, en nuestro país hace dos años el gobierno nacional firmó un memorandum de entendimiento para que el gobierno de Irán ayude a resolver el caso AMIA, poniendo en jaque nuestro reclamo”.

Según indicó el líder de las Delegaciones Israelitas en Rosario, “si bien el memorándum completaba el proceso de la causa, nos ha alejado de la probabilidad de juicio y castigo a los culpables. A esto se suma la temeraria noticia (si la denuncia fuera cierta) de que se habría orquestado en las esferas cercanas al poder para encubrir a estos individuos”.

Con pesar, Epsztein manifestó la necesidad de canalizar la angustia, “sentirnos escuchados por quienes nos gobiernan desde los distintos estamentos del Estado y la oposición, y decirles que a los 20 años de impunidad y dolor se suma el temor”.

Luego hubo un rezo en hebreo para recordar a las víctimas de la masacre al pueblo judío durante el nazismo, y de las víctimas argentinas del peor atentado terrorista perpetrado en suelo nacional. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo