“No necesito cartelitos para hablar de la Amia”

Cristina Fernández de Kirchner brindó un extenso discurso y la parte más caliente llegó cuando se refirió al caso Amia, con críticas a la oposición, la Justicia e Israel. Legisladores opositores llegaron al Congreso con carteles que reclamaban explicaciones en torno al atentado y la presidenta les respondió con firmeza. También habló de Nisman y se preguntó qué cambió desde el día en que el fiscal se fue de vacaciones hasta su regreso.

“No necesito cartelitos para hablar de la Amia. De la Amia hablo desde 1994. Hablo y seguiré hablando en Naciones Unidas como no hizo ningún presidente”, disparó Cristina para comenzar el tramo más duro de su alocución.

La presidenta envió un claro mensaje a la Justicia argentina al recodar que “la Amia explotó hace 21 años y hace 21 años que los familiares reclaman justicia", y también se acordó de Israel: “En 1992 voló la embajada. Siempre me llamó la atención por qué Israel no reclama la voladura en su embajada".

“En el año 1996 denuncié al juez Galeano y a todos los que encubrieron el atentando”, señaló Cristina y, nuevamente, cuestionó el accionar de la Justicia. “Se quiere demorar el juicio de encubrimiento. La actual Corte decidió que el juicio de encubrimiento podía esperar. Quince años ya lleva”, sentenció.

“La utilización política de la causa AMIA donde hay 85 víctimas que piden justicia asquea, porque la utilizaron y la siguen utilizando desde afuera y desde adentro para hacer geopolítica”, resumió Cristina.

“Nisman versus Nisman”

La presidenta se refirió a la denuncia del fiscal Alberto Nisman. "La causa por encubrimiento debería llamarse Nisman versus Nisman ¿A qué Nisman le creo, al de la denuncia sin pruebas o al Nisman que levanta toda mi actuación en Naciones Unidas, que levanta mis discursos, y que reconoce que si bien el memorandum no es lo mejor, persiguió el objetivo de que los acusados se sienten y sean interrogados?", analizó Cristina que luego se preguntó qué cambió desde que el fiscal se fue de vacaciones.

En su discurso, la mandataria recordó que la caja fuerte del fiscal Nisman guardaba un borrador que felicitaba al Gobierno por sus gestiones. Además, calificó a la denuncia en su contra como "un escándalo, un bochorno para todos los argentinos”.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo