sec-juego

"No me como el cuento del escritorio"

Picante como siempre, Juan Román Riquelme cuestionó el viernes por la noche a muchos prtagoonistaas de Boca y habló sobre la clasificación de River en la Libertadores tras el escándalo del gas pimienta en la Bombonera, diferenciándose de los hinchas de Boca. “El último años fue el peor de los últimos veinte”, dijo.

"No me como el cuento de que perdimos en el escritorio. Boca no pateó al arco durante 45 minutos, fue vergonzoso", dijo en referencia al nivel exhibido por el conjunto boquense en la serie de octavos de final con River, por Copa Libertadores.

"Me dio vergüenza quedar eliminado así", dijo, y agregó que del holgado triunfo 5-0 en el verano en Mendoza "no se acuerda nadie. “Prefiero perder 5-0 en un amistoso, que sea River el que se saque la fotito con los cinco dedos, y nosotros ganarle los partidos importantes", descerrajó.

"El partido se tendría que haber suspendido al minuto de lo que pasó. Era obligación llevar a los jugadores de River a una clínica para su atención. Lo que pasó no se puede repetir y no tiene que pasar nunca más. Es preocupante no darle seguridad a los jugadores de otro equipo ", advirtió.

Crítico con el equipo y la dirigencia

Riquelme comenzó dirigiendo dardos hacia la composición del actual plantel, señalando que los hinchas "no tienen un jugador de esos que la gente va a ver todos los domingos". También 'pegó un palo por elevación' al entrenador Arruabarrena, de quien dijo que "formaba todos los fines de semana un equipo distinto. Hace un año y medio que los hinchas nos merecemos ir a ver alguien.

También apuntó que la flamante incorporación, el defensor Fernando Tobio (procedente del Palmeiras brasileño), "jugó 20 minutos en los últimos 8 meses" y resaltó que "no es fácil" para muchos jugadores adaptarse al denominado 'Mundo Boca'.

"(Marcelo) Meli no puede pasar de Colón que descendió a Boca así porque sí; lo mismo para (Jonathan) Calleri que tiene que ser goleador y campeón, después de descender con All Boys. Todo te lleva un tiempo", advirtió.

Contra la dirigencia

"Los dirigentes no me pueden vender cualquier boludez porque yo soy hincha y me doy cuenta de lo que pasa. Hace rato que Boca no es un club de fútbol", consideró el astro que, en contraposición, le brindó su aplauso a la manera que está trabajando River en los refuerzos.

"River está haciendo las cosas como un club de fútbol. En dos días lo trajo a (Javier) Saviola, sin hacer bombo", precisó.

Por otra parte, Riquelme elogió la llegada de Tevez, aunque cuestionó el proceder de la dirigencia para contratarlo: "No era necesario hacer una novela de siete meses para traerlo de vuelta", disparó. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo