sec-reposera

Nazarena fue a ver actuar a su hija, pero el show fue de ella

La vedette tuvo una crisis nerviosa en el teatro al ver a su hija, protagonista en La Casa de Bernarda Alba, interpretar su suicidio. Un escándalo por el que después pidió disculpas.

 

La emoción de Nazarena Vélez por ver a su hija sobre el escenario se mezcló con un sinfín de sensaciones el martes por la noche en el estreno de la obra La casa de Bernarda Alba en Mar del Plata. Entre ellas, la reciente muerte de su marido por mano propia.

Bárbie Vélez se sumó a la aclamada obra de Federico García Lorca que dirige José María Muscari, y su mamá no quiso perderse la oportunidad de alentarla. Al final de la obra las cámaras captaron a Nazarena completamente quebrada.

Para Vélez fue muy fuerte ver a Barbie interpretar un personaje tan intenso, que incluso termina suicidándose por el amor de un hombre.

El orgullo por la actuación de Barbarita, y el recuerdo de su marido Fabián Rodríguez se fusionaron en una noche en la que Nazarena se mostró muy vulnerable, sin poder contener las lágrimas y debiendo ser asistida por amigos en un ataque de llanto desgarrador.

De hecho, a la salida del teatro debió ser llevada casi en brazos por el asistente de dirección de la obra y personal de seguridad mientras el público la aplaudía, intentando consolarla.

Muchas emociones tras un año duro para la vedette. De cualquier modo, más de uno pensó que al final la atención se posó más en el escándalo que protagonizó ella en la platea, en lugar del drama interpretado en el escenario. Y Barbarita quedó mirando. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo