sec-corbata

Mataron a un nene en el techo de un kiosco de drogas

Un nuevo episodio de violencia tuvo como víctima a un nene, quien fue encontrado sin vida y con disparos en su cuerpo en una casa abandonada de barrio Ludueña. 

La fiscal a cargo de la investigación, Marisol Fabbro, reunió los primeros indicios que abonan la hipótesis de que la víctima, de sólo 12 años de edad, integraba un grupo dedicado a la venta al menudeo de drogas en el inmueble deshabitado, en Magallanes al 300 bis, donde funcionaría un bunker de drogas.

La casa abandonada en cuya terraza apareció el cuerpo del niño asesinado.

El hallazgo se produjo este jueves alrededor de las 22.20 en la terraza de una vivienda de Magallanes al 300 bis.

El niño fue encontrado en la terraza de una casa abandonada tendido en el suelo y con dos impactos de bala: uno en una pierna y el otro en la cabeza. Una de las hipótesis es que fue ejecutado, ya que se encontraron vainas a su alrededor. 

Pero según la primera versión policial, el nene se encontraba en el techo de este domicilio y quedó en medio de una balacera. El dato clave es que aparentemente ese domicilio, calificado como “abandonado”, funcionaría como un bunker de drogas.

Investiga la Policía de Investigaciones y la comisaría 12º. De todos modos, al mediodía de este viernes la fiscal Fabbro reveló que contactó al padre de la víctima, de origen chaqueño, quien señaló que su hijo no vivía con él sino con una tía, y que “solía andar mucho en la calle”, pero que desconocían su relación con ese grupo de vendedores de drogas.

Asimismo, la fiscal reveló que investiga si este asesinato tiene relación con un tiroteo que ocurrió el jueves por la noche, tal vez en simultáneo, en jurisdicción de la comisaría 20ª, de Empalme Graneros, y que terminó con dos personas heridas de bala y hospitalizadas en estado reservado. 

 

(Foto: Ángel Donzelli)

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo