Los vecinos de Pellegrini que sufren la fiesta leprosa

En la previa del partido frente a Godoy Cruz, el encuentro de hinchas sobre avenida Pellegrini fue desalojado por la policía. Los vecinos afirman que el problema viene desde hace rato

El martes pasado, como es habitual antes de los partidos de Newell’s de local, un grupo de hinchas leprosos se juntó para hacer el tradicional encuentro previo al partido en un minimarket de avenida Pellegrini al 1500, pero la cita terminó cuando la policía se hizo presente y desalojó la vereda atestada de hinchas

La juntada previa a los partidos se transformó en una fiesta para los hinchas, pero en una molestia para vecinos y locales de la zona, e incluso fue denunciado decenas de veces por la Asociación Civil Paseo Pellegrini por irregularidades en la comercialización y los inconvenientes generados.   

Este martes, cerca de las 19, las camisetas rojinegras invadían la vereda, la cerveza corría y los cánticos explotaban, hasta que llegaron dos patrulleros de la policía santafesina y se estacionaron a metros de allí como forma de amedrentar. Algunas personas se retiraron y otras preguntaban por qué debían hacerlo, pero los efectivos sólo dijeron que “era una orden”. En el lugar estuvo Rosarioplus y registró el momento.

Algunas versiones indican que la intervención policial fue en parte por un supuesto e inminente  choque entre barras por una pelea interna del Rojinegro. De esa forma, habrían intentado  descongestionar lugares atestados de hinchas como forma de prevención.

 

 

No obstante, la versión más fehaciente es mucho más simple: los vecinos se quejaron por los ruidos y la presencia de la multitud. “Llegaron a juntarse unas 200 o 300 personas, quizás en algún clásico. Y no dejan el paso a los peatones, o se hace difícil guardar los vehículos por la muchedumbre. Ni hablar de los ruidos que hacen”, apuntó un diariero de la zona a Rosarioplus.

Desde los locales coinciden que la venta baja en esas horas en que la previa se lleva a cabo, “porque la gente trata de no pasar por el lugar”. Un vecino del edificio lindero afirmó que son los más perjudicados por el ruido y por el impedimento del tránsito.

Hace un tiempo, los hinchas se juntaban al lado de la parrilla El Establo, pero finalmente se trasladaron al minimarket de Pellegrini al 1500, que cuenta con dos locales más sobre la avenida. Al producirse ese desembarco, el Paseo Pellegrini realizó denuncias a la Secretaría de Control Urbano, pero desde la asociación afirman que la cartera municipal no puede resolver el problema de fondo, ya que no se reduce sólo a disturbios de gente bebiendo sino que es más complejo, por lo que se necesita de intervención policial.

 

 

“Han hecho no menos de cinco clausuras pero a los días se abre nuevamente”, indicaron desde Paseo Pellegrini a Rosarioplus. Sin embargo, desde la estación de servicio de Pellegrini y España, los empleados alegaron que “cuando van para la cancha no hacen disturbios”, sino que el problema es cuando regresan del partido. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo