Los policías del caso Herrera seguirán presos

Son los cuatro agentes de la PAT, acusados de matar a un joven inocente durante la persecución a un ladrón

La Cámara Penal de Rosario confirmó la prisión preventiva para los cuatro efectivos de la Policía de Acción Táctica (PAT), detenidos por el asesinato del joven Jonathan Herrera, cometido el 4 de enero durante la persecución de un ladrón en barrio Tablada.

La defensa de los cuatro policías había planteado que la audiencia imputativa que definió el encarcelamiento estaba “viciada de nulidad”, por lo que requirió entonces el cese de la reclusión de los acusados. Además, estos señalaron que no existe “peligrosidad procesal” que justifique el sostenimiento de esa situación.

El juez de la Sala 1 de la Cámara de Apelaciones en lo Penal, Alfredo Ivaldi Artacho no lo entendió así, y este viernes ordenó que los agentes Ramiro R., Francisco R., Luis G. y Alejandro G. continúen presos bajo el régimen de “prisión preventiva efectiva”, por el homicidio de Jonathan Herrera, informaron voceros de la Fiscalía Regional Rosario.

(La izquierda diario)

Reclamo de justicia en Tribunales por el joven asesinado.

 

Herrera cayó bajo las balas 9 milímetros –el calibre policial reglamentario- en las primeras horas de la tarde del domingo 4 de enero, mientras lavaba su Volkswagen Gol estacionado frente a su casa, en Ayacucho y el pasaje Villar. En ese momento, un adolescente apareció a la carrera, en fuga y con una patrulla del Comando Radioeléctrico tras sus pasos. Había asaltado un rato antes una juguetería de la avenida San Martín.

El fugitivo llegó desde bulevar Seguí y corrió por Ayacucho hacia el norte, y pasó frente a Herrera, quien estaba ajeno a la situación. En el mismo momento, cuatro agentes de la PAT viajaban como pasajeros de un colectivo urbano, y al notar la persecución se sumaron. Abrieron fuego a mansalva. También el adolescente –que luego terminó apresado- disparó su pistola.

Herrera intentó protegerse detrás de un árbol, pero cayó fulminado por dos balazos, uno de los cuales le acertó en la cabeza.

Herrera había tenido poco antes su primer hijo, y trabajaba como repositor en la tienda Falabella.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo