sec-corbata

Los carreros hoy: los que dejaron, los que siguen

Unos 900 recolectores, de los 1500 registrados en la ciudad, ya entregaron sus caballos y comienzan nuevos emprendimientos. ¿Cuál fue el destino de los caballos entregados? ¿Y qué sucede con los 600 recolectores que siguen trabajando en las calles? Rosarioplus.com intentó dar respuesta a estas interrogantes.

Consultado por la situación vial de los carreros que continúan trabajando en las calles con sus caballos a pesar de la ordenanza que lo prohibe, el secretario de Control y Convivencia, Pablo Seghezzo, destacó que Control Urbano en lo que va del año ha extraído unos 250 caballos, sumando alrededor de 8 por semana por su estado de salud.

En sus operativos, al encontrar Control Urbano un carro en la calle “procede a intimar al carrero”, explicó Seghezzo, quien aclaró que no se confisca el carro ni el caballo. Pero “de a poco se ha conseguido que haya cada vez menos actividad de carreros en la calle”, remarca.

El funcionario explicó que el cirujeo está permitido, pero lo que está prohibido es usar los caballos, según una ordenanza municipal. Los controles pretenden no ser coercitivos, por lo que no se sustraen los caballos a la fuerza, sino que se toma nota del caso y se intima al carrero.

Los carreros inscriptos en Economía Solidaria están en un proceso de reconversión: formando cooperativas o huertas. Son los únicos que tienen permitido seguir usando los carros con un carnet habilitante de Economía Solidaria, con 90 días de vigencia.

Diferente es el caso de los caballos maltratados. Según destacó Pablo Seghezzo, se sustraen siete u ocho caballos en malas condiciones por semana aproximadamente: “Seguimos firmes con la sustracción de caballos que son maltratados o que soportan más peso que el que puede soportar, por llevar escombros por ejemplo, y no corresponde”, sostuvo.

Por esta situación de maltrato animal, que el funcionario destaca como “prioritario”, hay más de 100 caballos en el corralón municipal, y se realizan operativos con protectoras de Rosario para su adopción, y antes de adoptar se verifica primero el lugar a donde irán los caballos.

“Un grupo grande se está tramitando para llevar a las islas entrerrianas para que queden a cargo de propietarios de campos. Hay otros que hemos llevado a campos en Alvarez y Piñero. Ya hay 80 caballos en la Estancia Las Damas del Ministerio de Producción en el norte santafesino”.

De esta manera, “conforme conseguimos adoptantes, vamos sacando los caballos en malas condiciones de salud de la calle”, finalizó.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo