Les llegó la hora: le ajustan el cinto al lujoso Beverly Hills

Esta vez les toca a los ricos y famosos en Estados Unidos. La popular frase “los que más tienen, más tienen que pagar”, vinculada comúnmente con lo impositivo, no en todos los países se cumple. Sin embargo, el país del norte le apuntó al bolsillo y a las costumbres del famoso Beverly Hills.

La sequía histórica en California derivó con una campaña de años para combatir los nefastos resultados tras la falta de lluvias. Ahora el gobierno exigió la reducción de agua en un 25 por ciento para toda la población pero para algunos más. Sí, para Beverly Hill el 35 por ciento.

La medida afectará a los vecinos la lujosa ciudad, más precisamente al riego de sus enormes jardines y parques, que deberán ser reducidos a dos riegos por semana. Seguro no van a poder dormir. Incluso sus tarifas se aumentarán considerablemente, como modo de disminuir su consumo.   

La medida se atribuye a las grandes mansiones ya que cuentan con metros y metros de césped y por lo tanto el agua utilizada es proporcional. “El agua con que riegan su césped es el agua que en los próximos meses el resto de los ciudadanos no podrá beber”, explica una especialista.

La situación generó una polémica, y hasta una cuestión moral: ¿por qué al tener más tierra se tiene derecho a usar más proporción de agua?

Por su parte los ricos pusieron el grito en el cielo, ya que entre otras medidas deberán cambiar algunas de las plantas que más riego necesitan por otras características de zonas áridas. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo