Legalizaron el adulterio y los condones explotaron en la Bolsa

La infidelidad estaba penada con prisión en Corea del Sur desde 1953. La Corte abolió esa prohibición y en un día las acciones de un fabricante de preservativos crecieron 15 por ciento

Amantes, infieles, “patas de bolsa”, como sea que se les llame, los adúlteros deben saber que si la tentación de la carne ajena les ataca en Corea del Sur, ya no correrán el riesgo de la cárcel y el escarnio público. El país asiático acaba de legalizar el adulterio, y más de uno/a allá está brindando en secreto, y no a solas precisamente.

La Corte Suprema surcoreana anuló una polémica ley que penaba las relaciones extramatrimoniales, y la decisión de esos magistrados disparó hacia arriba las acciones de Unidus Corp, la mayor fabricante de productos de látex del país. Está demás decir que si Unidus se dedica al látex se entiende que su principal filón son los condones. Las acciones de esta empresa aumentaron 15 por ciento su valor, el mayor salto en la bolsa surcoreana después de que se conociera la decisión de la Corte.

El máximo tribunal dijo que “la ley violaba la libertad de la gente de tomar sus propias decisiones sobre el sexo, y que violaba las leyes de privacidad del país”, según divulgó este jueves el canal CNN.

Los adúlteros condenados bajo la ley enfrentaban hasta dos años en prisión. Según reportes de medios surcoreanos, más de 50.000 habitantes han sido condenados por engañar a sus parejas, y 35.000 fueron enviados a prisión.

La ley antiadulterio fue aprobada por primera vez en 1953 para proteger a las mujeres en una sociedad dominada por los hombres. Pero sufrió objeciones durante tres veces desde 1990, y a pesar de ello la Corte la había mantenido. En 2008, la corte revocó la queja en contra de la ley, determinando que la prohibición protegía la armonía social.

Por las dudas, que el aventurero que ose probar de la nueva libertad no se equivoque de Corea. Los vecinos del Norte la siguen castigando a sangre y fuego. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo