sec-corbata

La trama interna del conflicto que paraliza Acindar

La UOM y la empresa de acería negocian tras el despido de once empleados. En protesta, los trabajadores realizan un paro

El paro general de actividades en la planta Acindar que realizan los trabajadores nucleados en la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) continúa marcha firme, tan firme como la decisión de la empresa de desvincular a once trabajadores.

Si bien la totalidad de la planta está parada desde este jueves, el conflicto se originó en el sector de Colado Continuo, neurálgico en la cadena de la acería. La empresa decidió no prolongar los servicios de cinco contratados, aunque no respetó la antigüedad y cesanteó a quienes tenían más años en el puesto (4 años) y no a los trabajadores más nuevos, algo poco común.

Fue la no contemplación de la llamada por los trabajadores “conquista de antigüedad” lo que originó el paro de ese sector en particular. Ante esto, la empresa se valió de la falta de aviso previo de 48 horas del paro, y redobló la apuesta: bloqueó el acceso a la planta a seis trabajadores efectivos, lo que derivó en el paro general de la planta.

La empresa argumenta que está legalmente cubierta en la no prolongación de los contratos, aunque Sergio Pisanelli, secretario adjunto de la UOM de Villa Constitución, aclaró que “no se respetaron las conquistas y luego el despido derivó en masivo”.

“No pasa lo mismo con los efectivos aunque la empresa insista en que no avisaron previamente el paro. Otras veces sucedió lo mismo y solamente hubo notificaciones o pequeñas sanciones. Ahora Acindar avanzó”, subrayó a Rosarioplus el gremialista.

Esto refuerza de algún modo la versión que ha tomado fuerza en las últimas horas desde el interior de la planta. Analizan que la merma en la producción de la empresa debido a la baja demanda de mercados como el de Brasil, y también a nivel regional, como el sector agrícola e industrial, podría haber precipitado la decisión de la empresa de cesantear a los trabajadores y no tener tanto impacto como en una época de mayor demanda.

“Han elegido el momento para realizar los despidos. A la empresa le conviene parar ahora”, comentaron trabajadores consultados por Rosarioplus ni bien terminó la asamblea de este jueves. El impacto que tiene el paro de actividades se replica en un sin fin de sectores de la economía regional.

Los trabajadores

El arribo a los puestos de trabajo es el habitual: llegan con sus bolsos, marcan la tarjeta de ingreso, pero no realizan sus tareas, aunque sepan que el descuento del día está asegurado. No les importa. Adentro, el clima está caldeado. De lo único que se habla es del conflicto aunque se manejan con cautela porque “cualquier pavada puede ser motivo de sanción” 

“El gremio avisó que da para largo”, contó un operario. Pisanelli admitió que la “empresa no quiere ceder”.

Para los once involucrados la desvinculación no es total, sino que se procedió a bloquear el acceso a la planta. El gremio tiene un atajo o herramienta que los ampara jurídicamente que es la figura de despido colectivo, ya que los once trabajadores responden al mismo sector.

Preacuerdo caído

Este jueves por la tarde se reunieron directivos de la UOM con representantes de Acindar en una audiencia y dio como resultado un preacuerdo que finalmente la asamblea de los trabajadores decidió no aceptar.

Acindar proponía no desvincular totalmente a los trabajadores sino que se desagregaran de su puesto de trabajo con permiso y goce de sueldo, y que la planta retomara su actividad. Esto le daba al gremio más tiempo para negociar y llegar a una disminución total de la sanción. Sin embargo, la asamblea volvió a fundamentar el peligro de que se replique el avance sobre las conquistas y no aceptó.

Este viernes por la tarde los máximos dirigentes de la seccional Villa Constitución de la UOM volverán a sentarse con la empresa esta vez en la secretaría de Trabajo y Seguridad Social, con la presencia de su titular, Nora Ramírez.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo