La silicona ya fue, se vienen los implantes de piel electrónica

 

A lo Robocop. Sí, se viene tecnología para aplicar a los humanos. Los expertos anticipan que, en un futuro cercano, se podrán insertar implantes en la piel mediante los cuales se podrá enviar y recibir datos. Si bien no se ha diseñado con fines estrictamente médicos, los avances tecnológicos que ofrece este parche podrán ser usados también para el diagnóstico y evaluación de enfermedades.

Biostamp es un prototipo de parche que diseñó un científico de la Universidad de Illinois, John Rogers. Consiste en la utilización de un parche muy delgado, casi imperceptible, que contiene sensores diminutos que pueden ser adheridos a la piel y son capaces de detectar ondas cerebrales que se transmiten a computadoras para obtener información.

El avance más grande en este proceso ha sido la posibilidad de reducir el tamaño de los sensores, que anteriormente eran de un mayor tamaño y que necesitaban que el individuo usara un casco entero para la obtención de mensajes por medio de las ondas cerebrales.

Los primeros prototipos del Biostamp ya han sido utilizados en algunos campos científicos por empresas como L’Oreal o Reebok, quienes han podido obtener a través de ellos, información importante para el desarrollo de nuevos productos.

Las investigaciones continúan y el Biostamp aún se encuentra en su fase de prueba, sin embargo, si los avances resultan favorables en las investigaciones, el parche podría ser utilizado para el diagnóstico de diferentes condiciones médicas. Incluso, se han empezado a diseñar prototipos que se insertarían dentro del cuerpo para detectar algunas enfermedades.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo