La primera "carnicería vegetariana" es rosarina

Hace un mes, Marisa recibió un ultimatum: debía dejar el local en el que durante 12 años sostuvo su verdulería, El Quinto Stone, ubicada en San Lorenzo y Pueyrredón La propietaria lo necesitaba y no iba a renovarle el contrato de alquiler. Cuando todavía dolía ese golpe imprevisto del destino, otro golpe más en el puño de un propietario, el cosmos se alineó a favor de Marisa: se desocupaba un local en una esquina, a sólo una cuadra, en San Lorenzo y Rodríguez. Podían mudarse rápido y mantener a la clientela. Claro, el cosmos a veces es un poco pícaro y el espléndido local que se les ofrecía había sido ocupado hasta hacia muy poco por una carnicería: La esquina de la ternera.

No había tiempo que perder, los clientes empezaban a desperdigarse por los comercios de la competencia en el barrio. Peligraba el trabajo de 12 años. Varias familias dependían de que El Quinto Stone no cerrase. Tenían que abrir sin dar muchas vueltas, ya habría tiempo para corregir detalles. Fue así que, preocupados por cumplir con todas las reglas sanitarias y el papelerío tributario, pasaron por alto que el local estaba íntegramente rotulado como una carnicería. Seguían ahí el toldo y la vidriera, que invitaban a los vecinos a comprar la mejor carne de ternera de la zona. Solo que en vez de carne, había todo tipo de verduras multicolores.

Hace menos de una semana que se instalaron y no tienen pensado cambiar el rubro. El matrimonio viene todos los días desde Soldini a abrir el negocio. No importa que ahora haya azulejos de piso a techo, norma obligatoria sólo para carnicerías, ellos seguirán trabajando verduras. Y seguramente, con toda la movida, algún vegano habrá sentido como propia esta simbólica victoria.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo