La nobleza detrás del uso de la espada

A partir de la polémica que desató el ataque del “samurai” cordobés contra ladrones que intentaron abordarlo, surgió la pregunta: ¿Cualquiera puede utilizar una espada como defensa personal? En Rosario existe un grupo de personas que practican las artes marciales basadas en la manipulación de diferentes tipos de sables y en diálogo con Rosarioplus.com se encargaron de limpiar la imagen de un deporte mucho más noble de lo que muchos imaginan. Aclararon también que es prácticamente imposible acceder a un arma de esas características.

Nicolás Ronco, Ariel Baez y Roy Fitzimons pertenecen a la Asociación de Kendo & Iaido ShinSenKai y contaron que ambas disciplinas “se practican con espadas de bambú u otras sin filo que no pueden hacer daño, para poder entrenar con armas de filo es necesario que estés en un nivel de cuarto dan o superior”.

El Kendo y el Iaido son artes marciales japonesas que “hacen énfasis en la cortesía”. Según contó Ariel, “son todo lo contrario a un arte marcial agresivo”, a lo que Nicolás agregó que “uno de los fines es tranquilizarse”.

Kendo significa camino de la espada y se practica portando una armadura y un sable de bambú. Los golpes no son violentos y siempre deben aplicarse de frente al contrincante. Además incluye una meditación que proviene del budismo zen ¿Hay algo menos agresivo que eso? El Iaido, por su parte, se relaciona con el desenvainado y el envainado de la katana.

Acceder a una espada capaz de herir a alguien es una cuestión prácticamente imposible. Según conto Nicolás “es rarísimo que alguien tenga algo así en su poder” y reveló que “en Rosario es algo muy difícil de encontrar”. Otro impedimento para llegar a una katana para expertos es la cuestión económica. Ariel, que participará del próximo Mundial de Kendo en Japón, dijo que “están valuadas en miles de dólares”.

En Rosario la cultura de las artes marciales japonesas existe, aunque sea poco difundida, y quienes las practican no son necesariamente descendientes de nipones. Varios se acercan por curiosidad, descubren un mundo diferente y hasta se convierten en expertos. Aquellos que busquen un deporte violento y sueñen con desenfundar una espada ante cualquier ataque cotidiano,  deberán mirar buscar en otro lado.

 

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo