sec-corbata

La historia de un ladrón con mala pata

A veces las cosas no salen como se las planeó, así es la vida.

Un joven que intentó asaltar un colectivo urbano no solo no logró su objetivo, sino que al verse rodeado de enojados pasajeros optó por una salida rápida, tirarse del vehículo, y terminó con un pie quebrado.

Según los primeros reportes, el episodio en cuestión ocurrió este jueves, cerca de las once de la noche, en una unidad de la línea 122. Fue en la zona de Matienzo y Presidente Perón.

El primer movimiento del muchacho fue arrebatarle un celular a una adolescente. Como la chica se resistió, otros pasajeros advirtieron la escena y reaccionaron.

El ladrón quiso evitar la inminente golpiza que amenazaba llegar por parte de los solidarios compañeros de pasaje de su víctima y se tiró del colectivo. La suerte, definitivamente, no estaba de su lado: al caer, se quebró un pie. 

Lo atendieron en el hospital Provincial y luego quedó detenido por el intento de robo. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo