La facultad de Ciencia Política amaneció cerrada

Personal no docente de la Facultad de Ciencia Política decidió no abrir el predio a modo de protesta por la inseguridad. Tras una reunión con las autoridades, se abrieron las puertas

Este viernes, los estudiantes de Ciencia Política que fueron a clase bien temprano se encontraron con una sorpresa: la facultad estaba cerrada. Algunos deben haber pensado que habían agendado mal el paro de profesores universitarios, pero no. Tras el malestar de muchos que compartieron su desconcierto en redes sociales, llegó la explicación: el personal no docente tomó la decisión de no abrir las puertas como protesta por la inseguridad.

Media hora después, el decano Franco Bartolacci llegó a la facultad y, tras reunirse con el personal que protestaba, se normalizó la situación.

Una de las que llegó poco antes de las 8 de la mañana fue Florencia Pérez, una alumna de 20 años de Comunicación Social. Junto a sus compañeros con la Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales de la UNR encontró en la puerta de la institución un cartel que decía “Cerrado por inseguridad”.

“Llegamos a las 7:50 y nos encontramos con un cartel y la facultad cerrada completamente. Un portero nos confirmó que era una medida de fuerza del personal no docente por las condiciones de inseguridad en las que trabajan”, detalló Florencia a Rosarioplus.com.

“No sabemos si pasó algo puntual porque nadie nos dice nada. Nos comunicamos por los grupos de Facebook con los docentes de las cátedras y no hubo respuestas de por qué estaba cerrada la facultad”, dijo extrañada la estudiante.

Según parece, en la facultad desde hace años entran niños del precario asentamiento ubicado en las inmediaciones de la Ciudad Universitaria, para pedir dinero: “Entran de a diez, son grupos de hermanitos que nunca roban, pero interrumpen las clases e incomodan a los docentes, porque no pueden echarlos”, comentó la alumna.

Por esta problemática de difícil resolución, según detalló la misma estudiante, durante varios meses del año pasado se mantuvieron cerradas casi todas las puertas de ingreso a la facultad, “debiendo ingresar los alumnos solamente por el acceso trasero (para esto hay que pegar toda una vuelta) ó por el primer piso, a través de una escalinata exterior”.

Aunque todavía no se precisó si éste es el causante del cierre de este viernes por la mañana, Florencia dio un panorama estremecedor de las medidas que se vienen tomando en la facultad: “Sellaron todas las ventanas de las aulas de la planta baja para que estos chicos no entraran, y pasamos calor en los días de altas temperaturas, porque no las podemos abrir”.

 
 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo