sec-corbata

La cruz en la puerta no sería una amenaza

Un hombre aseguró públicamente haber puesto la cruz para proteger a la familia, no como intimidación

Un hombre de la ciudad de San Lorenzo aseguró ser el responsable de la cruz blanca que apareció en la puerta del comercio propiedad del padre de Paula Perassi, signo que fue interpretado este martes como una segunda amenaza (más temprano habían roto vidrios) y que derivó incluso en una denuncia. Sin embargo, el hombre aseguró a una radio de la vecina localidad lo que intentaba era “proteger” a la familia, no amenazarla.

Carlos Alberto Gómez se comunicó con FM Horizonte, de San Lorenzo, y aseguró ser una persona religiosa. “La cruz que apareció ayer la puse yo, no se trata de brujería. Es un símbolo de protección y bendición para él y su familia. Armé la cruz con dos cablecanal y un cordón negro”, sostuvo.

“Si tengo que ir a la policía o a Tribunales voy. No le tengo miedo a nada, sólo me inclino ante el poder de Dios”, planteó.

Y continuó dando su versión: “Yo hablé con Alberto cuando estuvo en Tribunales. Le dije que tenía que encomendarse a Dios porque él iba a hacer Justicia y le iba a recuperar a su hija”, sostuvo. “No le avisé a Alberto porque salí apurado de casa y cuando fui no había nadie. Me vieron los vecinos de la zona, estacioné mi (Chevrolet) Aveo blanco en la puerta, coloqué la cruz y me fui”, remarcó.

Este martes, Alberto Perassi, papá de la desaparecida Paula Perassi, hizo una denuncia porque encontró vidrios rotos en su taller y vinculó el hecho al procesamiento de ocho personas, cinco policías y tres civiles, en el marco de la causa que investiga lo sucedido con su hija.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo