Katy Perry y hombres con hombreras giantes en otro Super Bowl

La cantante californiana Katy Perry mantuvo encendido el University of Phoenix Stadium en su actuación en el descanso del partido en el que los Patriots de Nueva Inglaterra vencería los Seahawks de Seattle

Perry se encargó de mantener con siete de sus mejores canciones la emoción entre las más de 70.000 personas que presencian la edición 49 del Super Bowl, entre los Patriots y los Seahawks, que defiendían el título de campeones.

Perry aparció de pie sobre el lomo de un enorme león mecánico con su tema "Roar", con un vestido que imitaba al fuego y dominando al león.

El escenario cambió totalmente cuando apareció un enorme tablero de ajedrez con personas vestidas de caballos para iniciar el tema "Dark Horse".
Los fans de la cantante quedaron sorprendidos con el primer cambio de ropa para cantar al lado del rockero Lenny Kravitz.
Con un vestido corto de colores rojo, blanco y amarillo, y rodeada de delfines y una playa, cantó "California Girls".

Las siguientes dos canciones estuvo acompaña de Missy Elliot, con quien cantó "Work it" y "Lose control", vestida con una camiseta de fútbol americano con el número 49, para darle carácter a los temas de hip hop.

Pero los aficionados la aplaudieron aún más durante su tema final "Baby, you are a firework", ataviada con un vestido plateado fue elevada a través de una plataforma móvil y mientras "volaba" alrededor del campo de juego, el University of Phoenix Stadium se llenó de fuegos artificiales.

La llamativa combinación de Rock y pop con coreografías y letras pegadizas, coreadas por la tribuna , fueron todo un éxito espectáculo del medio tiempo del Super Bowl.

De nuevo la coordinación de los equipos que trabajaron para montar y desmontar el escenario en menos de 15 minutos fue otro de los grandes éxitos de la noche en la que el país se paraliza para ver el Super Bowl.

EFE

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo