¿Invasión de ratas en Rosario?

Ante las reiteradas apariciones de roedores en instituciones públicas, se plantea la duda de si son o no una plaga. El responsable a nivel local del control de vectores aporta luz a un problema que preocupa a muchos rosarinos

Después de una seguidilla de apariciones de roedores en instituciones públicas como la Facultad de Ciencia Política de la UNR, el Colegio Normal 1 y Pami I, se abre el interrogante de si las ratas se han convertido acaso en una plaga a nivel local. Consultado por Rosarioplus.com, el director de Control de Vectores de la Municipalidad, Guillermo Palombo, negó que haya que preocuparse: “No hay epidemia: siempre hay roedores. No existe una suba de la tasa de roeodores por arriba de la normal”. 

El funcionario explicó por qué, en los últimos tiempos, hubo más denuncias sobre apariciones. Según el especialista, lo que sucede es que los roedores siempre buscan guarecerse y comer, y en los meses de verano acceden a comida al aire libre mas fácilmente. “Por eso en otoño e invierno suelen ser más visible para los ciudadanos porque buscan la comida mas cerca de sus casas”, explicó.

También se tiene mayor contacto con roedores en épocas de cosecha, porque es cuando los trenes de carga pasan cerca de viviendas. Esto favorece que aparezcan ratones, como pasó el pasado mes de febrero en Travesía y Juan José Paso en febrero pasado. 

Varias denuncias en pocos días

La semana pasada, hubo denuncias públicas sobre la presencia de rodeores en la Escuela Normal Nº 1 y el Policlínico del Pami 1. La semana anterior ocurrió lo mismo con la Facultad de Ciencia Política de la Universidad Nacional de Rosario. 

“Desde la Facultad de Ciencia Politica y la de Arquitectura nos pidieron colaboración, por lo que fuimos este jueves a realizar un control, y luego les puntualizamos los déficit edilicios que hacen propenso a la presencia de roedores”, detalló el director de Control de Vectores. Es que mas allá de que se desinfecte, hay condiciones edilicias que los atraen.

Antes de que se supiera públicamente, los directivos del Pami I pidieron a Vectores que realice un control del espacio porque tenían roedores y según ellos no funcionaba bien la desinfección. “Cuando controlamos vimos que el problema era su propio mantenimiento del lugar, como los desechos de la basura y las cloacas abiertas, que como centro de salud es impensado”, detalló. Luego de unos días Control de Vectores volvió a controlar el efector, y mejoró la condición edilicia, “pero les falta bastante por mejorar en inversiones mas profundas”, aclaró.

Cuando se supo de roedores en el Colegio Normal Nº 1 el control, por ser educativo, lo tomó el Fondo de Asistencia a Escuelas (FAE), pero de todas formas Palombo realizó un control sobre la Plaza Sarmiento que se encuentra muy cerca de la escuela. “Realizamos el control en la plaza en tres horarios diferentes y descubrimos que no había rastros de roedores ni madrigueras, por lo que el problema de la escuela era intraedilicio”, puntualizó.

Respecto de las denuncias, Palombo se animó a vincularlas con las inminantes PASO. “Tiene que ver con las elecciones, porque los roedores están todo el año, es imposible erradicarlos totalmente, y en esta época hay este tipo de denuncias políticas”, evaluó.

Cómo evitar la presencia de ratas

Se encuentran más expuestos a la presencia de roedores quienes realizan tareas de desmalezamiento, tratamiento de basura, construcciones o trabajan en el campo. Palombo recomendó a quienes se encuentran expuestos utilizar botas y guantes, siempre sin excepciones.

Además, en los hogares puede haber cierta exposición dependiendo de la higiene, ya que el director de Control de Vectores explicó que “las ratas pueden ingresar a través de cloacas, agujeros o rejillas”, por lo que destacó como “muy importante” poner mosquiteros en todas las rejillas y sellar todo agujero de ingreso al hogar.

También es un riesgo ingresar en casas abandonadas o galpones sucios, por lo que Palombo especificó que antes de ingresar se recomienda “abrir el espacio para ventilar durante media hora, y antes de comenzar a limpiar, pasar sobre todos los espacios agua con cloro para prevenir el hantavirus”.

Control de vectores realiza desratizaciones durante el año en todos los barrios, colocando el veneno para ratas directamente en las madrigueras. Para controlar el problema el especialista puntualizó que “tratamos de que haya la tasa más mínima, controlamos el umbral de roedores, pero es imposible extinguirlos completamente”.

Las enfermedades más graves que transmiten los roedores son tres: leptospirosis, hantavirus y fiebre hemorrágica argentina. Esta última cuenta con una vacuna preventiva y gratuita en los efectores de salud. La leptospirosis, enfermedad de la orina del ratón, prolifera en épocas de inundación como sucedió en febrero pasado en la provincia de Santa Fe. Y el hantavirus se contagia a través de los ojos por el aire, de cuando se evapora el orín de los roedores. Otras 50 enfermedades leves también pueden ser vinculadas a los roedores.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo