sec-corbata

Hallaron los diez cadáveres de quienes viajaban en el avión

Las autoridades uruguayas hallaron los diez cuerpos en el interior del avión de matrícula argentina que se estrelló este jueves por la noche en Punta del Este y la Justicia procede ahora a los trabajos de identificación mediante ADN ya que los cadáveres presentan importantes quemaduras.

La jueza uruguaya Adriana Morosini encabezó esta mañana la recorrida por el lugar del accidente en el que murieron nueve argentinos y una mujer portuguesa al caer en una laguna el avión en el que viajaban desde Punta del Este a San Fernando.

Al mismo tiempo, Bomberos, la Fuerza Aérea, la Armada y Policía Técnica de Montevideo realizaban la toma de fotografías para los peritajes posteriores, confió a Télam el vocero de Bomberos, Leandro Palomeque.

"Por la brusca desaceleración los asientos quedaron corridos en la parte posterior de la aeronave", agregó la autoridad lo que dificultó el hallazgo de tres de los cuerpos.

La jueza Morosini dispuso el traslado de los cadáveres a la morgue y los trabajos continúan ahora en determinar la identidad de cada uno, tarea que no será sencilla ya que presentan importantes quemaduras.

Por eso la magistrada dispuso que se tomen muestras de ADN de los familiares que se trasladaron a Uruguay, al igual que técnicos de la Junta de Investigación de Accidentes de Aviación Civil argentina que se sumarán a la investigación para determinar las causas del siniestro.

El avión se estrelló minutos antes de las 21 a unos pocos kilómetros del aeropuerto Laguna del Sauce, confirmó Palomeque, y precisó un comunicado de la Fuerza Aérea de Uruguay.

De acuerdo a la fuerza uruguaya, fallecieron en la caída los 10 ocupantes, entre los que están los 2 tripulantes de la aeronave argentina modelo Beechcraft C90, patente LV-CEO, y los ocho pasajeros que transportaba la aeronave.

Según Palomeque, la aeronave, que pertenecía a la empresa argentina de taxis aéreos Aviajet S.A, quedó envuelta en llamas "con medio fuselaje" sobre la laguna, lo que dificultó las primeras tareas de búsqueda de sobrevivientes y hasta la medianoche habían sido encontrados siete cuerpos.

Varios de los pasajeros del avión eran integrantes de La Rural, que viajaron a Punta del Este para negociar con las autoridades de la intendencia de Maldonado la instalación allí de un centro de convenciones como el que la empresa tiene en Palermo.

La firma emitió un comunicado tras el accidente en el que dio a conocer que "a raíz de los hechos de público conocimiento, La Rural S.A. confirma con mucho pesar que personal de su compañía viajaba en el avión que se accidentó al despegar de Punta del Este".

"En este momento, directivos y empleados de La Rural S.A. se encuentran avocados a la contención de los familiares", agrega el comunicado de la firma y sostiene que "asimismo, la compañía se encuentra en contacto permanente con las autoridades de Uruguay para tomar conocimiento detallado de lo sucedido".

Según fuentes consultadas por Télam, el avión había "despegado con normalidad" pero luego la torre de control perdió contacto.

En tanto, según la Junta Investigación de Accidentes de Aviación Civil, la misma aeronave siniestrada protagonizó un serio accidente aéreo en noviembre de 2013, cuando aterrizó de emergencia con el tren retraído, sufriendo "daños de importancia", según la propia junta.

Desde la Torre de Control del aeropuerto internacional Punta del Este de Laguna del Sauce indicaron fue escuchada una explosión de proporciones lo que motivó también la reacción de algunos vecinos del lugar que oyeron lo mismo.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo