sec-corbata

Gils Carbó designó nuevo fiscal en la causa Amia

Es Alberto Gentili, que era amigo del fiscal muerto este domingo. Tiene 46 años, es allegado al ex procurador Esteban Righi, y tiene un par de denuncias en su trayectoria.

La procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, designó al fiscal Alberto Gentili a cargo de la causa Amia, en lugar del fallecido Alberto Nisman. Será el encargado de continuar con la investigación sobre el atentado del 18 de julio de 1994, en el que murieron 85 personas en el edificio de la mutual de la comunidad judía en Buenos Aires.

“Lo que estamos haciendo es respetar su voluntad”, señalaron fuentes cercanas a la Procuración, dado que Gentili era de la confianza de Nisman, y así este había pedido ser cubierto antes de salir de vacaciones.

Nisman cortó sus vacaciones el fin de semana pasado y volvió a la Argentina para presentar una denuncia contra la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, y varios miembros de su gobierno. Los acusó de haber realizado una "confabulación criminal" para encubrir el atentado contra la Amia.

Nisman había sido designado por Néstor Kirchner en 2004 para investigar la voladura de la mutual judía. Ahora el caso quedará en manos de Gentili, al menos hasta el 31 de enero. Gils Carbó puede confirmarlo en su cargo o nombrar un nuevo funcionario.

Pero ¿quién es el nuevo fiscal a cargo de la causa más dilatada, manoseada y sombría de la historia judicial del país? 

Alberto Adrián María Gentili tiene 46 años, nació en la ciudad de Buenos Aires, se formó en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y recibió su diploma en el año 1993. Además realizó un posgrado en derecho constitucional y derechos humanos en la Universidad de Palermo, según la información puesta a circular esta tarde de lunes.

Es el fiscal general ante el Tribunal Oral de San Martín, y también pasó por los juzgados de San Isidro (donde trabajó con la ex esposa de Nisman, la jueza Sandra Arroyo Salgado, y Lomas de Zamora. Su ingreso a la Justicia federal data de 1992. 

En el ámbito judicial lo definen como un hombre cercano al ex procurador Esteban Righi. Lo recuerdan como de buen desempeño cuando tuvo a cargo la primera unidad de secuestros extorsivos en Buenos Aires, aunque tiene algunos reproches en su haber: según publicó Infobae, la Liga Argentina por los Derechos del Hombre lo acusó de haber ordenado la realización de tareas de inteligencia sobre Adolfo Pérez Esquivel y otros militantes políticos.

Por otra parte, su antecesora en el cargo, la fiscal Mónica Cuñarro, lo denunció por nepotismo (dar empleo a familiares o amigos); 3) lo señalaron por sus supuestos vínculos con el abogado Julio Virgolini, defensor, entre otros, delnarco peruano de la Villa 1-11-14 del Bajo Flores, Marco Antonio Estrada González, más conocido como "Marcos".

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo