sec-corbata

“Esperan más tragedias para protegernos”

Tras la caída fatal de un albañil en el centro, la agrupación Manos a la obra salió a reclamar la obligatoriedad del uso de redes de contención en las obras

El referente de la agrupación Manos a la obra, Narciso Cantero, remarcó negligencia por parte de las constructoras rosarinas por la falta de arneses y otros elementos reglamentarios de seguridad, y fustigó: “Parece que tendría que haber un motivo grave, muchas muertes, para que se apruebe el proyecto que obligaría a utilizar redes de contención en todas las construcciones”.

Lo dijo luego del trágico accidente del albañil Maximiliano Alfonso, quien el jueves por la tarde cayó al vacío por el hueco del ascensor de una torre en construcción, en Presidente Roca 560, a cargo de un fideicomiso administrado por la firma Di Mauro.

El proyecto de estas redes de contención fue llevado por Manos a la obra en noviembre del año pasado a la comisión de Asuntos Laborales de la Cámara de Diputados a través del legislador Marcelo Picardi (PJ). Pero la iniciativa aún aguarda su turno en la agenda parlamentaria. ”De haber sido aprobado, no estaríamos lamentando la muerte de este obrero hoy”, dijo Cantero.  

“Hubo un relajamiento de los controles en el último trimestre en Rosario. Las 16 denuncias que hicimos entre noviembre y diciembre no han tenido eco. Esta empresa es la que denunciamos en noviembre por irregularidades en la obra de Maipú y Cochabamba”, acotó el trabajador. El secretario de Finanzas del sindicato Uocra, Ariel Meza, había señalado el jueves que desde noviembre de 2013 no se habían producido accidentes laborales fatales en la ciudad.

La causa de que no haya sido aprobado aún, según el referente de los obreros, es que “hay presión de constructoras para que no se lleve a cabo”.

A primera hora del viernes, Cantero y un grupo de compañeros acudieron con sus cascos amarillos frente a la obra donde ocurrió el siniestro del jueves, a manifestar su reclamo por las redes y por justicia del obrero fallecido. “Los obreros no somos suicidas, si morimos es porque a ellos no les importa, esperan más tragedias para aprobar este proyecto”, denunció, indignado.

Según indicó, hay una ordenanza del año 1998 que reglamenta el uso de redes en los huecos de los ascensores durante la construcción, pero “las constructoras eligen no aplicarla”.

El albañil Alfonso perdió la vida este jueves por la tarde tras caer por el hueco del ascensor en una obra en construcción casi terminada ubicada en Presidente Roca 560. Tenía 54 años, hijos y nietos, y había venido una década atrás a trabajar en Rosario desde Paraguay.

La agrupación había denunciado en noviembre a la constructora por condiciones inseguras de trabajo en un edificio de calle Maipú, y nadie la clausuró. “Si se hubiera inspeccionado las obras de esta constructora, se hubiera evitado la muerte de Maximiliano”, espetó Cantero.

Se trata de la primera muerte de la construcción de este año. Las muertes en obras ya tienen larga data, aunque en 2014 no hubo accidentes laborales que lamentaran muertes.

La red de contención

La agrupación Manos a la obra creó además del proyecto de ley provincial, unas redes de contención junto al IMAE de la Universidad Nacional de Rosario, que fue probada y certificada, en concordancia con la Ley nacional de prevención.

Según Narciso Cantero, “hay un capricho de no aprobar estas redes, hay presión de las constructoras. Pero estamos convencidos de que este año se va a aprobar el proyecto para que se implemente la obligatoriedad del uso de las redes de contención, que llevamos con el diputado Marcelo Picardi”.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo