Esos misteriosos encuentros llamados "hackatones"

¿Quiénes participan de estos particulares encuentros y por qué lo hacen? Y más importante aún: ¿qué beneficios tendrá el mundo de estos encuentros?

¿Qué son los hackatones? ¿Quiénes participan de estos particulares encuentros y por qué lo hacen? Y más importante aún: ¿por qué debería importar saber sobre estos encuentros?

Un hackatón es un encuentro de programadores –aunque puede haber diseñadores gráficos, analistas de datos o emprendedores– que se reúnen. Puede durar apenas un día o extenderse tan largo como una semana. La idea es desarrollar de un modo colaborativo software abierto (es software de dominio público o que, una vez adquirido, puede usarse, copiarse, modificarse o distribuirse libremente).

¿Por qué hackaton? El término proviene de la unión de las voces inglesas hack y marathon, y alude a la maratoniana extensión en el tiempo de estas reuniones, que a veces dejan imágenes de participantes durmiendo con la cabeza sobre el teclado, tomando bebidas energéticas o comiendo trash food entre monitores.

Los hackatones pueden tener muchos objetivos. Y, para los mal pensados, aluden al espíritu hacker en su acepción más positiva. Se estimulan la innovación, el trabajo en equipo y el aprendizaje. Suelen tener un enfoque social y solidario, pero también los hay competitivos, ya que grandes empresas tecnológicas y de internet los convocan para encontrar talentos.

La mayoría de los hackatones se celebran con propósitos definidos: desarrollar un software que solucione necesidades específicas, trabajar con un sistema operativo o un lenguaje de programación concreto, crear aplicaciones.

Aunque al ciudadano común le parezca que los hackatones son ajenos a su vida, nunca se sabe qué excelente idea saldrá de ellos, qué programa de computadora o dispositivo desarrollarán para facilitarle la vida al resto del mundo. Así que a estar atentos.

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo