El sarampión está de vuelta

La Organización Mundial de la Salud manifestó su preocupación por los recientes brotes de sarampión en América, a raíz de casos importados de otras partes del mundo 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) manifestó su preocupación por los recientes brotes de sarampión en América, a raíz de casos importados de otras partes del mundo que se desarrollan en algunos países del continente, en el cual la enfermedad se encuentra eliminada desde el 2002 debido a la ausencia de transmisión endémica.

"La eliminación del sarampión se enfrenta actualmente a grandes desafíos debido a las varias y continuas importaciones de casos de sarampión”, indicó la OMS en una alerta epidemiológica distribuida a los países de la región.

El alerta insta a “fortalecer las actividades de vigilancia y tomar las medidas adecuadas para proteger a los residentes en las Américas contra el sarampión y la rubéola".

En total son 147 los casos de sarampión confirmados en cuatro países de América desde inicios de año hasta el 8 de febrero, de los cuales 121 fueron en los Estados Unidos, 21 en Brasil, 4 en Canadá y un solo caso en México.

Los casos en Brasil forman parte de un brote más grande que comenzó a principios de 2013 y que ha enfermado a más de 700 personas en 31 municipios.

El Ministerio de Salud aseguró en que Argentina no presenta casos autóctonos de sarampión desde el año 2000 y desde el 2009 se han registrado casos importados. El último brote se registró en 2010 y fue posterior al mundial de fútbol de Sudáfrica, donde hubo dos casos importados y 15 relacionados a la importación y adquiridos en el país. En 2011 se registraron dos casos relacionados a la importación en la localidad turística de El Bolsón y uno importado en Santa Fe, sin registrarse casos secundarios.

Cuauhtemoc Ruiz, jefe del Programa de Inmunizaciones de la OMS, destacó que "los países de las Américas han notificado casos importados de otras regiones cada año durante la última década, pero hasta hace poco, esos casos no condujeron a brotes significativos".

El funcionario precisó que los brotes recientes "son motivo de preocupación porque indican brechas en la inmunización que podrían permitir que el sarampión y otras enfermedades prevenibles mediante vacunación se afianzaran nuevamente y empiecen a propagarse en nuestro hemisferio". Por tal motivo Ruiz recomendó a todos los países de la región a "mantener en alto los niveles de inmunización contra el sarampión para prevenir y detener brotes y para proteger a nuestras poblaciones de la amenaza constante de casos importados"

Según las autoridades, la vacuna contra el sarampión se utilizó durante más de 50 años y "probó ser segura y eficaz" ya que a nivel mundial "evitó unas 15,6 millones de muertes entre 2000 y 2013". La OMS recomendó que los niños reciban dos dosis de la vacuna contra el sarampión antes de su quinto cumpleaños y que los niveles de cobertura de ambas dosis alcancen el 95% o más para prevenir la propagación de casos importados. Actualmente, alrededor del 92% de los niños de 1 año en las Américas reciben una primera dosis de la vacuna antisarampionosa.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo