sec-reposera

El santuario para curar las hemorroides

Está ubicado en la prefectura de Tochigi, en el santuario Kunigami de Japón

En Japón se acostumbra a tener muchas festividades insólitas, como el Mamachichi Kannon, donde se glorifican los pechos femeninos o el famoso Kanamara Matsuri, en el que se lleva a pasear un gigantesco falo. Estas celebraciones se  llaman kisai, que significa “fiestas raras”.

Uno de los kisai que ha tenido bastante repercusión en el último tiempo es el santuario para curar las hemorroides. Se trata de un antiguo templo, llamado Kunigami, está ubicado en la localidad japonesa de Tochigi. Cientos de fieles concurren al sitio sagrado intentar darle remedio a un problema cada vez más común en la actualidad.

La tradición establece que el paciente tiene que bañarse completamente desnudo en un río cercano, considerado sagrado. A continuación debe acudir al santuario y acercarse a un enorme huevo de piedra. Ante él hay que agacharse de espaldas mientras se recita una oración expresamente escrita para ello. El último paso es degustar una comida especial, a base de huevos pasados por agua, en otro templo cercano, el Karube.

Curiosamente el templo había caído en desuso a finales de la década de los ochenta y hace un par de años, tras una reforma, ha reabierto sus puertas al público con éxito creciente. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo