sec-corbata

El presidente de Ucrania pone el ojo en Moscú

El presidente ucraniano, Petro Poroshenko, aseguró que el líder opositor liberal ruso Boris Nemtsov asesinado el viernes cuya muerte conmociona a Rusia, tenía pruebas convincentes de la injerencia militar rusa en Ucrania y que quienes lo asesinaron ayer en Moscú temían que las hiciera públicas.

"Hace unas semanas hablamos sobre cómo edificar las relaciones entre Ucrania y Rusia, sobre cómo nos gustaría que fueran. Boris me dijo que debía hacer públicas pruebas convincentes de la participación de las Fuerzas Armadas rusa en Ucrania", dijo Poroshenko, citado por medios locales.

El jefe del Estado no llegó a acusar expresamente a Moscú del asesinato pero pareció insinuarlo, y señaló que "alguien" tenía mucho miedo de que ello ocurriera. "Boris no tenía miedo. Los verdugos tenían miedo. Ellos lo mataron", dijo, citado por la agencia de noticias EFE.

Poroshenko acusa al gobierno del presidente ruso, Vladimir Putin, de armar y financiar a los separatistas ucranianos que desde hace más de 10 meses combaten al Ejército en el este de Ucrania, acusaciones que el Kremlin rechaza.

(Télam)

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo