El nuevo destino de la Policía Comunitaria

El gobierno promete asignar desde marzo a unos 1200 efectivos de proximidad en 16 ciudades de la provincia, y en más barrios de Rosario y Santa Fe. 

El gobierno provincial anunció este jueves la ampliación de la Policía Comunitaria a 16 ciudades santafesinas, en la misma semana en la que bulle la polémica por la seguridad pública tras la partida de los 2.000 gendarmes y agentes federales que patrullaban Rosario desde abril del año pasado. Según la información oficial, serán 1.240 agentes del nuevo cuerpo policial los que serán asignados a distintos barrios de 16 localidades de la provincia, como ya operan en los barrios rosarinos de Las Flores Este, 17 de Agosto y La Granada, y en Barranquitas, de la ciudad capital.

Se los conoce como “policías comunitarios” o “de proximidad”. Lucen igual que los policías comunes, sólo que se diferencian por sus charreteras color naranja. Tienen asignadas sólo un par de cuadras de determinados barrios (“microbarrios”), las caminan a diario, los vecinos identifican a los agentes por sus nombres y apellidos, orientan a los ciudadanos en sus consultas y los reciben en la Casa del Policía Comunitario para monitorear la realidad del lugar.

En marzo próximo, 1.240  agentes de proximidad comenzarán a recorrer distintos barrios de 16 localidades de la provincia: Rosario y Santa Fe -que ampliarán la dotación con la que ya cuentan-, Rafaela, Villa Gobernador Gálvez, Venado Tuerto, Santo Tomé, San Lorenzo, Granadero Baigorria, Puerto General San Martín, Capitán Bermúdez, Fray Luis Beltrán, Casilda, Reconquista, Avellaneda, Pérez y Villa Constitución, se informó oficialmente.

La ampliación del operativo en Rosario consiste en la suma de otros 50 efectivos que desembarcarán en barrio Ludueña -donde ayer hubo un homicidio y disturbios posteriores- y que desarrollarán sus tareas en una cuadrícula comprendida entre las calles Matienzo, Don Bosco, Junín y las vías del ferrocarril. La Casa del Policía Comunitario se localizará en la sede del Club Tiro Federal (Casilda y Matienzo).

En la ciudad de Santa Fe, 40 agentes recorrerán las calles del barrio Coronel Dorrego, en una cuadrícula delimitada por las calles Güemes, Alvear, French y Pavón. La Casa del Policía Comunitario se ubicará en Lavalle y Larrea.

El ministro de Seguridad, Raúl Lamberto, evaluó como "muy positivo” el accionar de los dispositivos puestos en marcha hasta el momento, “porque hay un buen reconocimiento ciudadano hacia los agentes, se mejoró la convivencia y bajaron los índices de violencia y de delitos", interpretó.

El proceso para incorporar dichos efectivos se inició en agosto del año pasado, cuando se anotaron más de 7 mil aspirantes. Luego de superar un proceso de evaluación que incluyó cuatro etapas donde hubo exámenes de tipo psicológico, médico, de aptitud física e intelectual, los seleccionados comenzaron a cursar la carrera de Técnico Superior en Seguridad Pública y Ciudadana con orientación en Policía Comunitaria.

En marzo egresarán bajo la figura de “alta en comisión”. Esto significa que pueden trabajar en la calle de manera anticipada al haber finalizado los dos años de cursado de la carrera, ya que así lo habilita la ley N° 13297/2012 de emergencia en materia de seguridad pública.

El director provincial de Proximidad Policial, Daniel Medús, explicó que “desde el primer día hábil de este año los agentes están siendo capacitados en resolución alternativa de conflictos, eje fundamental de la Policía Comunitaria. Dicha formación dura tres semanas y suma 60 horas”. La misma es dictada junto con la Dirección Provincial de Desjudicialización de los Conflictos Interpersonales del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, en instalaciones del Instituto de Seguridad Pública (ISeP).

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo