sec-corbata

El misterio de Nicol, su ausencia y su rescate

La policía encontró en San Lorenzo a la chica de 15 años que había desaparecido hace diez días bajo sospecha de secuestro con fines de explotación sexual. La mamá ratificó que alguien pagó por su hija. Reencuentro en Tribunales

 

 

Nicol Romero había desaparecido el martes 10, en la casa de la ex suegra de su mamá, en Juan B. Justo al 3600. La denuncia que radicó su familia apuntó a un caso de trata de personas. Mariana, su madre, acusó a aquella mujer y a un inquilino de haberla secuestrado con fines de explotación sexual. Este jueves por la noche, la policía encontró a la adolescente de 15 años en una casa de la ciudad de San Lorenzo. Estaba con el hombre a quien su madre había señalado como el secuestrador.

La versión que este miércoles filtraban en la Fiscalía Regional aseguraba que Nicol se había fugado con un joven de 24 años con quien mantiene un noviazgo. Pero Mariana Romero, la madre, negó tal cosa y aseguró que la mayor de sus cinco hijos no tiene novio.

“Me volvió el alma al cuerpo. Anoche a la 1 de la madrugada me llamó el fiscal para decirme que la encontraron en una casa en San Lorenzo. Estaba con Franco González, el tipo que le pagó a mi ex suegra para llevarse a Nicol”, contó Mariana en diálogo con Rosarioplus.com

Esta mañana, Mariana se reencontrará con su hija en Tribunales, antes de ser sometida a una revisión médica para examinar las condiciones físicas en las que se encuentra la menor de edad, luego de haber faltado de su casa durante 10 días.

Luego de una intensa búsqueda por parte de la Policía de Investigaciones y del equipo del fiscal Guillermo Apanowicz, que entrevistaron a vecinos y conocidos, dieron con su paradero. Lo llamativo es que estas versiones no coincidieron con la versión de la madre de la chica, porque aducen un conflicto familiar, donde Nicol se habría peleado con su madre y escapado de la casa con un novio.

Versiones oficiales indicaban que Nicol Romero se había fugado con un novio, pero Mariana Romero, lo desmintió: “No es el novio porque no lo conozco. Este hombre que se la llevó, Franco González, le había dado plata a mi ex suegra. Le dio 3 o 4 mil pesos para ponerla a trabajar a mi hija”.

“No sé si fue abusada, la tiene que revisar un médico policial”, acotó.

"Se la vendieron a un tipo que le pagó a mi ex suegra, que se la entregó",  detalló Mariana, quien la misma noche que desapareció, radicó la denuncia en la subcomisaría 24ª, donde -reveló- recién seis días después notificaron a la Fiscalía Regional.

Su madre la vio por última vez el martes 10, cuando la fue a buscar a la Escuela Nº 1319 José Ortolani, en Empalme Graneros, donde Nicol cursa el 2º año. La chica fue hasta la casa de la ex suegra de Mariana a buscar una planchita para el pelo. Allí la vieron de noche subirse a un Renault 12 rojo junto con el hombre acusado por la madre.

Ese hombre le había dado dinero algunas veces a Nicol, según contó Nazarena, su prima, que fue la última en verla cuando subió al auto. Las descripciones que le llegaron a Mariana coinciden con esas escenas. "Nicol me decía que había encontrado la plata tirada, una vez fueron 100 pesos que le dio él", contó la adolescente que se negó a acompañar a su prima al auto rojo. "Ese tipo ya la venía mirando a Nicol, ahora me doy cuenta, si hasta el chiquito me dijo que ella hablaba con un hombre y que la abuela lo retó para que no contara nada", ató cabos Mariana.

"Mi hija no tenía novio, ella decía que todavía no quería, pero últimamente estaba algo cambiada. Ese tipo me la cambió. Estoy segura, y mi ex suegra sabe todo. Me hicieron esto porque yo lo dejé al hijo de ella; por eso ahora me vendió a mi hija".

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo