El drone que cabe en la palma de la mano

Se llama Skeye Nano Drone y pesa solo doce gramos. Se controla vía RF, permitiendo un alcance de 50 metros

Los drones están de moda en todo el mundo y cada vez aparecen versiones más sofisticadas. A pesar de que varios países todavía no han legislado el uso de estos pequeños helicópteros, cada día se dan a conocer nuevos modelos que pueden ser utilizados para diferentes funciones.

El Skeye Nano Drone es el cuadricóptero más pequeño del mundo. Mide sólo 16 centímetros cuadrados pero posee una gran estabilidad. Este dispositivo volador tan solo pesa doce gramos y vuela durante 8 minutos tras una carga de 30.

Este particular cuadricóptero es accesible para cualquier persona. Su estructura interna lo hace mucho más pequeño y manejable que la mayoría de drones que hay en el mercado. El único punto en contra es que no lleva incorporada una nano cámara de video, aunque como juguete tecnológico para adultos parece una idea fantástica. Se controla vía RF, permitiendo un alcance de 50 metros. Su prodigiosa estabilidad se debe a su giróscopo de 6 ejes se puede volar en interiores sin riesgo alguno.

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo