El abogado de Heisenberg se adueñó de la pantalla

Muchos la esperaban, es cierto, pero ni sus propios creadores hubieran imaginado un arranque tan arrasador. Better Call Saul, el spin off de la súper exitosa Breaking Bad, emitió su primer capítulo y se convirtió en el estreno de cable más visto ¡en toda la historia!

La cadena AMC presentó en Estados Unidos la serie que cuenta la historia del abogado Saul Goodman, el personaje que manejaba el dinero de Heisenberg y lo sacaba de varios apuros. Aunque desde ahora se emitirá los lunes, no fue casualidad que el primer capítulo fuera un domingo, justo después del regreso de The Walking Dead. La estrategia funcionó de maravillas.

Better Call Saul fue el mejor estreno de cable de la historia de Estados Unidos en cuanto a la franja que va de los 18 a los 49 años. Se calcula que dentro de ese grupo reunió 4.400.000 espectadores y 6.900.000 en total. Atrás quedó entonces la marca de Deadwood, presentada por HBO en 2004.

La historia del simpático y perspicaz abogado dejó chiquitita a su antecesora Breaking Bad, al menos en el estreno. Es que la ficción protagonizada por Bryan Cranston fue vista por 1.400.000 personas el día de su debut. Sin embargo, al último capítulo lo siguieron más de 10 millones de televidentes.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo