sec-corbata

El PRO se afirmó en las PASO de Buenos Aires

El partido de Macri obtenía más del 47% de los votos emitidos en las primarias de Ciudad de Buenos Aires. Hasta la medianoche el escrutinio no llegaba al 30% de las mesas. Allí se impuso su delfín ante la senadora Gabriela Michetti. En el partido ECO triunfó Martín Lousteau sobre Graciela Ocaña, y en el FpV ganó Mariano Recalde. La general será en julio. 

Las PASO en Ciudad de Buenos Aires posicionaron mejor a Horacio Rodríguez Larreta en la interna del PRO y, en consecuencia, en un lugar expectante para ser el sucesor de Mauricio Macri como jefe del gobierno porteño en la elección general de julio. Medido como termómetro para las generales de julio, el partido amarillo obtuvo una fuerte colecta de votos y duplicó a sus seguidores: la proyección le daba al PRO 47,5%, contra 22% a ECO, en cuya interna Martín Lousteau venció a Graciela Ocaña y luego el Frente para la Victoria, con 19%, donde Mariano Recalde se impuso. No obstante, esos números correspondían sólo al 27 por ciento de las mesas escrutadas, sobre un padrón total de 2,5 millón de electores.

A las 21.30 de este domingo, la senadora Gabriela Michetti reconoció su derrota en la primaria por la candidatura del espacio macrista y saludó a su rival. “Felicito a Horacio de corazón”, dijo la senadora nacional en un discurso componedor. En términos generales, aunque en esta compulsa se trataba de internas abiertas, el Pro lideró la intención de voto. Hasta las once de la noche del domingo, el segundo lugar era disputado entre el kirchnerista Mariano Recalde y el ex ministro de Economía Martín Lousteau, de ECO en términos oficiales. Aunque la proyección que empezaba a asomar otorgaba ese privilegio a este último, y el tercer escalón del podio al titular de Aerolíneas Argentinas y referente de la agrupación kirchnerista La Cámpora.

Dos millones y medio de porteños votaron este domingo.
 

Mauricio Macri apareció a las diez de la noche en el centro de información de Larreta y valoró a los dos que pugnaron por la interna. “Los conozco a los dos, y han sido dirigentes valiosos para la transformación inédita que hicimos de esta ciudad”.

"Esta interna en el PRO ha dado a un ganador y yo felicito de corazón a Horacio Rodríguez Larreta y a todo su equipo por el triunfo que ha logrado y me uno, con mucha alegría, al triunfo del PRO, que otra vez ha demostrado que en la Ciudad de Buenos Aires lidera las preferencias de los vecinos", señaló Michetti, que avanzó por el escenario entonando una cumbia de Gilda.

La senadora evaluó que “ahora el PRO tiene dos desafíos, las elecciones de la Ciudad y poder ganar la presidencia de la Nación con Mauricio Macri”. En esa línea, adelantó: “Con la misma fuerza con la que hicimos nuestra campaña, también vamos a poner todo nuestro ser para que eso pueda ser realidad, siempre en el marco de lo que nosotros creemos que debe ser un acuerdo con otras fuerzas y dirigentes que quieran ir tras esos principios y valores fundantes de nuestra república”.

Mientras, las miradas quedaron puestas en el segundo lugar, que se atribuyen tanto el kirchnerismo como ECO.

En el bunker kirchnerista aparecieron varios presidenciables, funcionarios y legisladores del Frente para la Victoria. Todos exultantes. “Recuperamos el segundo lugar en la Ciudad”, advirtió el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández. “Seguimos siendo la segunda fuerza en la ciudad", coincidió el senador Juan Manuel Abal Medina.

En la otra vereda, la diputada Elisa Carrió salió a contestarle al triunfalismo del kirchnerismo. “A mí me da pena Aníbal (Fernández), pero el 70% de la Ciudad votó por la República. Y los candidatos ya consolidados son el PRO y Martín Lousteau como segundo", afirmó la candidata a Presidente, que competirá en la interna nacional con el PRO.

ECO

Rápido de reflejos, Martín Lousteau convocó al electorado que comparta sus "prioridades y principios éticos" a votar por su candidatura en julio y se comprometió, en caso de ser elegido, a "honrar el compromiso asumido" sin hacer un "uso obsceno de los aparatos estatales". Por caso, ya algunos analistas se preguntaban si acaso los votantes de Michetti quizás se vuelquen en julio hacia el ex ministro de Economía, y le quiten base electoral al macrismo.
"Somos plenamente conscientes de que debemos honrar ese compromiso y lo vamos a hacer por los que creyeron que es posible discutir respetuosa pero firmemente sin caer en ninguna falsa antinomia", expresó Lousteau, al hablar en su bunker del salón Palais Rouge.
 

 

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo