El Estado está de campaña

Utilizar al Estado como plataforma de campaña es un vicio que se hizo costumbre

Durante enero la Municipalidad de Rosario salió por todos los medios con su campaña “Rosario en Acción”. El gobierno local se largó a empapelar la ciudad meses antes de comenzar “la campaña” electoral. La utilización de la figura y rostro de Mónica Fein en estos carteles encendió a algunos concejales y aspirantes en las próximas elecciones, ya que la intendenta no es solo intendenta, también es candidata.

Es difícil trazar la línea que separa al funcionario del candidato en campaña. No ocurre solo a nivel local. En Buenos Aires, por ejemplo, el gobernador Daniel Scioli también ha recibido críticas por campañas que provienen del Estado pero resaltan su nombre más que las acciones realizadas, tras haber públicamente confesado su deseo de llegar a la presidencia.

En Rosario, desde febrero ya se pueden apreciar los tradicionales afiches de campaña política. Entre ellos aparece la actual mandataria, Mónica Fein, decidida a renovar su mandato en el Palacio de los Leones. Desde su comité de campaña y desde la Dirección de Comunicación Social de la Municipalidad quizá entendieron que con una sola campaña no era suficiente. Entonces pensaron dos.

A la tradicional campaña partidaria, la que hace cada uno de los candidatos, decidieron apuntalarla con otra campaña que, gracias a la posición de privilegio con la que cuenta el socialismo en la ciudad, es financiada desde las arcas del Estado.

Todo Estado tiene programado en sus presupuestos hacer campañas publicitarias para comunicar las políticas llevadas adelante, los resultados, publicar información, entre otras cosas. Desde la Dirección de Comunicación Social remarcan que este tipo de acciones es, inclusive, obligatoria. “No es obligatorio hacerlo como previa de campaña y con la cara de la ya oficialmente candidata Mónica Fein”, apunta Carlos Cardozo, concejal del PRO.

Por su parte, Fernanda Gigliani, de Iniciativa Popular, agrega que desde su espacio han propuesto reformas para que esto no suceda, pero lamenta que el oficialismo se niegue a abrir el juego en este tema.

Un directivo de la Municipalidad aseguró que la campaña se realizó sólo en enero. Algo que sucedió en radio y tele, pero todavía hoy, tras haber pasado más de un mes de finalizado enero, ya en campaña, siguen en la calle gigantes carteles que comentan acciones del municipio, como la creación de la Secretaría de Control y la transformación de los Fonavis.

Si bien Rosarioplus.com intentó acceder a los contratos de la campaña, la Municipalidad se negó a dar cualquier información al respecto. Igual postura tomó la empresa que alquila los lugares en donde se exponen dichos carteles. “No te van a mostrar los contratos, deberían pero no”, advirtió la concejala Gigliani al respecto.

“Tengo mis dudas sobre si esto trasgrede la ley, de lo que estoy seguro es de que es una falta de ética mayúscula”, agrega Cardozo, para quien “utilizar fondos de los contribuyentes para competir electoralmente es desleal y abusivo”.   

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo