El Concejo exige papeles a los que traen Hard Rock Café

El Concejo Municipal elevará este jueves un pedido de informes al Ejecutivo municipal para que averigüe sobre los capitales que proyectan la apertura del bar temático Hard Rock Café, una franquicia internacional cuyos derechos explota en Argentina una compañía sospechada de recibir dineros de inexplicable origen legal.

El bar de renombre mundial iba a abrir su local rosarino -en una inversión estimada en 2 millones de dólares- en la esquina de Oroño y Rivadavia, donde hasta 2009 funcionó el restaurante Cuernavaca. La noticia ya movía expectativas en el show business de la ciudad, pero la revelación de una grave denuncia enfrió el entusiasmo de los ediles, menos el del concejal del PRO Alejandro Roselló, que pidió prudencia para “no ensuciar empresas e inversores sin pruebas hasta que se determine lo contrario”.

Los inversores son una sociedad anónima creada el año pasado en Buenos Aires, HRC Rosario SA, junto con la familia propietaria del inmueble. Desde allí tramitaron ante el Concejo un pedido de excepción para utilizar en la obra la retiración que se le impone dejar libre a los frentistas de bulevar Oroño. Pero a partir de ese pedido -usual en la comisión de Planeamiento del Concejo- se ventiló que con la compañía inversora está Hope Fund SA, un fondo de inversión que en enero pasado fue denunciado por el fiscal general de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), Carlos Gonella.

Este funcionario, enterado por el titular de la Afip, Ricardo Echegaray, radicó una denuncia ante la Justicia Federal contra Hope Fund. Afirma que recibió aportes de terceros sin capacidad económica comprobable por 8,5 millones de pesos, y otros 17,45 millones de pesos de parte de un cliente al que no se le conoce ingresos legítimos.

Hope Fund es controlada por el empresario Enrique Blaskey Señorans. Esa empresa se ha destacado por negocios múltiples y onerosos, como manejar el merchandising de Boca Juniors, traer a Usaín Bolt a correr contra el Metrobús de Mauricio Macri o al tenista Roger Federer para una exhibición, comprar derechos de Hard Rock Café por 7 millones de dólares y capturar la mitad del shopping Buenos Aires Design, entre tantos otros.

La reunión de Planeamiento, este lunes en el Concejo.
 

El pedido de informes fue impulsado por Lorena Giménez (PPS) y Osvaldo Miatello (Compromiso con Rosario). Giménez, igual que su jefe Héctor Cavallero, anticiparon que votarán en contra del inicio de la obra.

En tanto, el secretario de Gobierno, Fernando Asegurado, anticipó a Rosarioplus.com que la intendenta Mónica Fein dispuso, ante el revuelo que empezó a tomar forma en el Concejo, que al grupo inversor se le pida toda la información financiera un paso antes de lo habitual: esto es, que se le exija la documentación cuando soliciten el permiso de obra, y no cuando ya hayan construido y vayan a pedir la habilitación municipal para funcionar comercialmente.

“Apenas contemos con esa información, la elevaremos al Concejo, a la Subsecretaría de Delitos Económicos de la provincia y a la Unidad de Información Financiera, con la que tenemos convenio a nivel municipio”, reveló el funcionario municipal. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo