sec-corbata

Críticas a la fiscal: borradores, presión y ahora vacaciones

La fiscal Viviana Fein, que lleva la investigación por la muerte de Alberto Nisman, se encuentra en el centro de las críticas. Los elementos que la ubican en ese incómodo lugar: contradicciones sobre la existencia un borrador que pedía la detención de la presidenta Cristina Kirchner, supuestas presiones que recibe y, en las últimas horas, la noticia de que tiene previsto tormarse vacaciones en un par de semanas.

El primero que la cruzó fue el secretario General de Presidencia, Aníbal Fernández, quien no toleró su titubeo a la hora de confirmar si existía o no un borrador donde Nisman pedía la detención de la presidenta.

Tras el escándalo de los borradores, o “papelón” según calificó Aníbal Fernández, la fiscal se asumió responsable, aunque surgieron sospechas de que habría algún tipo de presión por parte de la Procuración General, ligada al oficialismo, en cuanto a los comunicados de la situación.

Quien se encargó de acentuar esta idea fue el superior de Fein, el fiscal de la Cámara del Crimen, Ricardo Sáenz, quién tras defender el accionar de la funcionaria judicial, aseguró que desde la Procuración quieren apartarla de la investigación.

Y la gota que colmó el vaso fue la novedad de que la fiscal tiene previsto tomarse las vacaciones que tenía programadas desde hace tiempo. Situación que explicó frente a los medios: "No me tomo vacaciones desde 2014. Esta licencia compensatoria de 15 días me la otorgó el doctor Sáenz. Yo elegí los dos fiscales que van a cubrirme. Son dos fiscales independientes".

Se trata de Fernando Fiszer y Adrián Peres, que a partir del 18 de febrero se harán cargo de la Fiscalía de Instrucción porteña N° 45 y por supuesto de la investigación de la muerte de Nisman por 15 días.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo