¿Cómo detectar un infarto y vivir para contarlo?

Son tantos los males de la vida moderna que repercuten en el corazón, que eso lleva a que los ataques cardíacos sean una de las mayores causas de muerte a nivel mundial. Siempre es bueno saber reconocer cuándo se avecina uno de estos trances, y cómo actuar de manera adecuada hasta recibir la ayuda profesional adecuada.

Primero, es importante establecer una diferencia. No es lo mismo un paro cardíaco que un ataque al corazón, o infarto de miocardio, según el término médico.

Un  paro cardíaco se produce cuando la circulación sanguínea del cuerpo disminuye, lo que hace que las contracciones del corazón se vuelvan irregulares o más débiles. Como consecuencia, todas las partes del cuerpo dejan de recibir el suministro adecuado de oxígeno y, debido a esto, la persona pierde la conciencia, ya que el cerebro no recibe la cantidad de oxígeno necesaria.

El infarto de miocardio, o ataque al corazón, se produce cuando el flujo sanguíneo se corta en un área particular del corazón, generalmente por una obstrucción arterial. Como consecuencia, las células de esta área empiezan a morirse y, si no se trata debidamente, con el tiempo esta alteración en el suministro de sangre y oxígeno al corazón puede causar un grave daño del músculo cardíaco y los tejidos.

Ahora bien, comúnmente los síntomas que están asociados a un ataque al corazón, y que permite actuar a tiempo, son: dolor en el pecho, falta de aliento, palpitaciones, sudoración excesiva, náuseas, fatiga o mareos, entre otros.

¿Cómo actuar ante un ataque al corazón?

  • Llamar a un número de emergencias al sentir malestar físico y dolores en el área cardíaca que puedan ser sospechosos. Si ya se posee un diagnóstico de alguna enfermedad cardíaca se debe poner en contacto con el centro médico donde se está recibiendo el respectivo tratamiento.
  • Si casualmente se va conduciendo un vehículo y se empiezan a sentir los síntomas, deténgase de inmediato y llame cuanto antes a emergencias. No importa lo cerca que pueda estar de un centro médico u hospital, por ningún motivo el afectado debe intentar llevar el auto por sus medios. El riesgo es perder el conocimiento mientras se conduce.
  • En el caso de que el afectado se encuentre recibiendo un tratamiento médico para controlar la enfermedad del corazón, podrá recurrir en caso de tenerlo a mano a algún tipo de medicamento bloqueador beta de venta libre. De este modo podrá tomar una pastilla mientras espera a que llegue la ayuda.
  • También ayudará tomar una aspirina, masticándola bien. Este medicamento ayuda a prevenir que se formen coágulos, lo que ayudará a mejorar el flujo sanguíneo al relajar las arterias. Esto será muy útil para evitar que el problema se agrave mientras llega la ayuda.
  • Además se debe permanecer quieto para evitar el exceso de trabajo al músculo cardíaco que ya está agotado.
  • Si le es posible, sería favorable golpear duro el área del pecho donde se encuentra el corazón, para evitar que éste pare de bombear sangre. Por más que se hace la recomendación hay que reconocer que esto es algo muy difícil de hacer para el propio afectado y siempre es más efectivo si alguien más lo hace por él.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo