sec-corbata

Cierra la oficina que controla los arrestos domiciliarios

Por un cruce de responsabilidades, la oficina cuya función es monitorear a personas imputadas con arresto domiciliario dejará de operar el 31 de julio por falta de presupuesto. Se quedan sin monitoreo 149 imputados

La Oficina de Medidas Alternativas Sustitutivas (OMAS), que controla las medidas alternativas de prisión del viejo y del nuevo sistema penal, en los arrestos domiciliarios o prohibiciones de acercamiento, cierra por dificultades para pagar los sueldos a sus tres empleadas, que están contratadas hasta fin de mes.

¿El problema de fondo? Se tiran la pelota la Corte de Suprema de Justicia santafesina y el Poder Ejecutivo provincial.

Lo concreto es que las 149 personas imputadas con prisión morigerada que son monitoreadas por esta oficina, ahora quedarán en la telaraña de un sistema judicial en transición. 

El Poder Judicial reclama desde hace un tiempo al Ejecutivo provincial un presupuesto para esta área, pero el ministro de Justicia, Juan Lewis, dijo que no depende del Poder Ejecutivo, sino del Judicial. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo