sec-corbata

Chocó un perro y denunció a la autopista

La empresa concesionaria de la autopista Rosario–Buenos Aires deberá pagarle una suma de 17.700 pesos (más intereses) a un automovilista que embistió un perro en ese corredor vial, a la altura de Arroyo Seco, después del peaje de General Lagos. El accidente, ocurrido en 2011, se originó cuando el animal se cruzó frente a una camioneta Ford Eco Sport y provocó daños en el frente del vehículo.

Según lo dictaminado por la Justicia, la empresa concesionaria de la autopista “deberá resguardar la seguridad y la fluidez de la circulación, asegurando que la carretera se mantenga libre de peligros y obstáculos; entendiéndose que la responsabilidad de la concesionaria de rutas por el daño que sufra el usuario es de carácter objetivo, ya que asume un carácter de seguridad por resultado, consistente en que aquél debe  llegar sano y salvo al final del recorrido, en consonancia con el principio de buena fe que integra la convención y permite interpretarla”.

Luego del accidente, el automóvil quedó inutilizado, por lo que una grúa trasladó el vehículo hasta el peaje Lagos, para dejar asentado el siniestro. “Días después (el automovilista) recibió en su domicilio la respuesta a la queja formulada el día del siniestro, en la cual, la demandada rechaza el siniestro, argumentando no ser responsable por accidentes ocurridos en la autopista que explotan”, señala el expediente.

Finalmente, ante la demanda presentada por la víctima del accidente, el juzgado determinó que la compañía Cincocial S.A. deberá “hacer lugar parcialmente a la demanda por la suma de $ 17.700,  más un interés equivalente a la tasa activa sumada del Banco Nación para sus operaciones de descuento de documentos a treinta días, desde la fecha de la mora (octubre 2011) y hasta el efectivo pago”.

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo