sec-corbata

Cayó un secretario de Estado por los errores del escrutinio

El gobernador Bonfatti le aceptó la renuncia al responsable de informática del Ejecutivo. Hace dos años se lo involucró con el caso de la computadora del empresario asesinado Luis Medina

Tras una semana de revuelo político por los errores en la información del proceso de carga de datos del escrutinio provisorio, el gobernador Antonio Bonfatti hizo caer al funcionario responsable de todo lo que respecta a informática en el Ejecutivo provincial: el secretario de Tecnología de Gestión, Javier Echaniz, quien presentó el domingo su renuncia al cargo y este lunes le fue aceptada por el mandatario.

La dimisión del funcionario se inscribe en la demanda de todo el arco opositor hacia el gobierno en cuanto a gestos concretos de enmendar los errores asumidos por el propio Bonfatti. Y no sólo por la oposición.

La semana pasada, el candidato a gobernador del oficialismo, Miguel Lifschitz, atribuyó la situación al “error de un imbécil”, y eso sonó como todo un reclamo a Bonfatti de que hiciera rodar una cabeza. El propio gobernador había tenido que salir a aclarar y a desmentir las denuncias de fraude, para circunscribir el entuerto sólo en “errores de interpretación”.

El problema se suscitó porque la página web oficial de las elecciones (www.elecciones.santafe.gob.ar) mostraba en la noche del domingo que se había escrutado el 100 por ciento de los votos, cuando en realidad todavía faltaban contabilizar los sufragios de más de 800 mesas.

El comicio de Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias del domingo pasado recayeron sobre la responsabilidad de Echaniz, este ingeniero electrónico que vino desde el sector privado a trabajar en la gestión de Hermes Binner, y que desde entonces encargó un proceso de transformación de los sistemas informáticos del estado santafesino. Sin embargo, su nombre se hizo más notorio cuando el empresario señalado como narcotraficante Luis Medina murió ejecutado a tiros el 29 de diciembre de 2013, en Acceso Sur y Ayolas, junto a su novia, Justina Pérez Castelli.

Echaniz habría sido encomendado poco después del crimen a apoderarse por algunas horas de la notebook de Medina con la misión de desbloquearla pero sin autorización judicial. El funcionario dimitente se desempeñaba en la órbita del Ministerio de Gobierno y Reforma del Estado, conducido por Rubén Galassi. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo