Cambio de planes

La advertencia del Servicio Meteorológico se cumplió por un rato. El mediodía de Rosario recibió un chaparrón esperado pero por la tarde el sol volvió a aparecer para calentar la jornada. 

La temperatura podría alcanzar los 33 grados, en caso de que se cumpla lo pronosticado. De cualquier manera, habrá que tener el paraguas a mano porque tal vez este lunes por la mañana aparezca la lluvia nuevamente, acompañado por una temperatura bien alta. Se estima que para el inicio de la semana la máxima toque los 40 grados.

Tiempo loco. Para andar con poquita ropa pero con el paraguas en el bolso. Para el resto de los días no se anuncian lluvias y la temperatura se mantendrá alta. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo