Cada vez más, el fresco se convierte en frío

Este extraño otoño que ya empieza a despedirse se repartió entre la niebla y las altas temperaturas y este martes pinta otra jornada con escasa visibilidad durante las primeras horas del día. Cuidado aquellos que se aventuran a las rutas. El calor, sin embargo, parece desaparecer. Era hora, almanaque.

El Servicio Meteorológico anuncia una mínima de 10 grados y la máxima de 18, con neblinas y bancos de niebla durante la mañana, acompañados por vientos leves del norte, aunque luego rotarán al sur. Sin bondis ni clases, el día se presta ideal para matear en casa sin asomar el hocico.

¿Seguirá el frío? Sí. Y se hará más crudo el fin de semana. Aquellos ansiosos que ya preparen planes para el viernes deben saber que la mínima pronosticada para ese día es de apenas un grado. Vale salir, pero emponchados.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo