sec-corbata

Bajaron de la jefatura santafesina al comisario denunciado por nazi

Es Juan Pablo Garro, que había sido designado la semana pasada, y motivado la indignación del espacio de defensa de derechos humanos y de la comunidad judía. En su lugar vuelve el antecesor, salpicado por un caso de narcotráfico.

El comisario Juan Pablo Garro, denunciado por indicios de tener un pensamiento nazi, cayó de la jefatura de la Unidad Regional I, en la ciudad de Santa Fe, pocos días después de haber sido designado en el cargo por el Ministerio de Seguridad provincial. La reacción del Inadi y de organismos de defensa de los derechos humanos y de la comunidad judía generaron la presión necesaria para que el gobierno revea la medida. Lo singular es que en su lugar regresa el que estaba antes, Sergio Vergara, salpicado por una investigación sobre narcotráfico.

La decisión la comunicó este lunes el ministro de Gobierno, Rubén Galassi, horas después de que una Madre de Plaza de Mayo de Santa Fe, Queca Koffman, pidiera una audiencia con el gobernador Antonio Bonfatti para solicitar el desplazamiento de Garro del principal sillón policial de la capital de provincia.

Garro ya había sido desplazado de un cargo similar -la jefatura del departamento San Cristóbal- en 2006, cuando fue denunciado por un subalterno de hostigarlo en el ámbito laboral por su color de piel y por tener una pareja judía. También lo habían denunciado por tener un cuadro con iconografía nazi en su escritorio.

Pasaron tres días, y aunque el gobierno parecía decidido a no ceder ante la presión, el costo político de que una personalidad como Koffman le hiciera el pedido, y también dirigentes de la comunidad judía en Santa Fe, la decisión cambió. El secretario de Seguridad, Gerardo Chaumont, lo había ratificado antes a Garro.

"Ya lo explicó el secretario de Seguridad: en los próximos días se va a hacer cargo nuevamente quien estaba a cargo de la URI, el comisario Vergara, y que es una designación transitoria (la de Garro) al sólo efecto de poder disponer de un funcionamiento adecuado estos días en los que Vergara tuvo que pedir licencia", dijo Galassi por LT8.

Ahora será el regreso de Vergara y de su segundo, Sergio Fernández, luego de que un fiscal federal posara días atrás sus sospechas acerca del contrabando de 1,5 tonelada de marihuana encontrada en noviembre, en un camión en Arroyo Leyes, y por lo que están presos y procesados tres policías de esa jurisdicción. Chaumont los había bajado a estos jefes apenas el juez federal Reynaldo Rodríguez los citó a declarar. Pero no fueron imputados.

La denuncia contra Garro, en 2006, durante el gobierno de Jorge Obeid, le atribuyó frases como “negro de mierda”, “los negros son fusibles”, “si Hitler hubiese estado acá, tu familia hoy no estaría”, todas dirigidas a un subordinado.

"Las autoridades políticas y policiales de entonces tomaron en serio el hecho de violencia antisemita. Este es el antecedente que nos preocupa", dijo la semana pasada Stella Vallejos, de la delegación santafesina del Inadi.

Finalmente, el gobierno tomó la decisión antes de que engordara otro escándalo más de los que abunda en la policía provincial.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo