sec-corbata

Aníbal Fernández "no tiene explicación" para los votos "perdidos"

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, aseguró este jueves que "no tiene explicación" sobre los votos no contabilizados de las PASO celebradas el domingo en la provincia de Santa Fe, y afirmó que la "responsabilidad" es de las autoridades a cargo del escrutinio y no de los presidentes de mesa.

"Es una responsabilidad de quien llevó a cabo el escrutinio; los jefes de mesa no tienen que llevar el conteo de los votos de las urnas, sino que, en todo caso, dirigen, cuentan, se entrega una acta y eso se entrega al responsable por escuela", señaló el funcionario al ser consultado sobre la polémica desatada en Santa Fe tras conocerse que aún faltan por escrutar más de 800 mesas.

En las declaraciones que formuló antes de ingresar a Casa de Gobierno, añadió: "Yo no puedo creer que haya urnas en las que no se hayan contabilizado (los votos), no me entra en la cabeza, no sé lo que paso”, indicó.

Reveló que esta “decididamente” en contra del voto electrónico y subrayó que el sistema argentino “es muy simple y hay que saber cuántas mesas se tiene y ser paciente e insistente respecto de cada agrupación política que fiscaliza cada una de las mesas para una vez escrutada, se haga como corresponde el acta y teniendo todas las actas es cuestión de contar y saber exactamente cuál fue el escrutinio”.

Sostuvo que el escrutinio de las elecciones está a cargo de la Justicia de la provincia, que inició el conteo definitivo de los votos, y opinó que “diez días es mucho tiempo para dejar este tema en vilo y se podría duplicar y/o triplicar el personal y hacer las cosas en tres días”.

Para el jefe de Gabinete, “no es saludable que una elección tenga una respuesta de estas características porque da lugar a pensar cualquier cosa y calificar y/o adjetivar".

“Si nos jactamos de tener el sistema que tenemos, aunque parezca rudimentario y viendo lo realizado en Alemania, que fue uno de los precursores del voto electrónico y la respuesta que han tenido de dejarlo de lado, precisamente entienden que no expresa la voluntad del electorado y el electorado no está convencido que el voto que expresó es el que realmente se va a contabilizar para saber qué piensa la sociedad”, explicó Fernández.

Pidió que “no carguen las tintas al jefe de mesa” y sostuvo que “la realidad es una responsabilidad del que lleva a cabo el escrutinio y los jefes de mesa no son los que deben llevar el acta final del conteo de los votos existentes en las urnas".

"La autoridad de mesa dirige el escrutinio con los fiscales, se cuenta, se elabora un acta, y la misma se entrega a la persona responsable por escuela, se hace la transmisión al centro más cercano y luego se transmite al centro definitivo”, explicó.

“No puede haber un corte en esa cadena y no puedo creer que haya urnas que no se hayan contabilizado, y no me entra en la cabeza y no puedo entender qué es lo que hicieron, porque es tan simple la forma de trabajar”, concluyó.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo