sec-corbata

A cuatro meses, sigue el misterio de la muerte de Paladini

A la espera de informes de Gendarmería nacional, la causa sobre la muerte de Juan Paladini sigue sin carátula

La fiscal a cargo de la causa sobre la muerte de Juan Paladini, Mariana Prunotto, reconoció que no hubo avances en estos cuatro meses que pasaron desde el deceso y que se está a la espera de un informe de Gendarmería Nacional. De hecho, la causa no tiene carátula porque todavía no se define si se trató de un accidente o de un homicidio.

La causa de esta tardanza según la fiscal: “Es razonable que lleve tiempo porque Gendarmería es una institución grande que trabaja en todo el país”.

Lo concreto es que ya pasaron varios meses, no hubo nuevas pruebas y la causa tampoco fue caratulada ya que se encuentra en preparatoria porque “todavía no se sabe si habrá imputados”.

La muerte del reconocido empresario tuvo en su momento altas repercusiones en Rosario y en la región, dado que la familia del fallecido planteó la duda de que haya sido un homicidio, producido por cascotes que habrían tirado contra el vehículo con el objetivo de robarle.

Sobre la actualidad de esta causa, Prunotto deslizó: “Estamos esperando el informe de Gendarmería para tomar medidas, y recibiendo otros informes que llegaron con varios resultados pero no podemos evaluar hasta que no se tenga todo en su conjunto. Hasta no tener una imputación no se puede adelantar nada”.

“Tenemos los hisopados, la reconstrucción del hecho, peritajes del auto, pero somos cuidadosos porque no se puede adelantar nada si todavía no hay imputación”, se excusó la empleada judicial, quien también remarcó que se siguen buscando testigos del acontecimiento, “y no encontramos todavía”.

El sábado 13 de septiembre, a las 17.15, Juan Paladini perdió el control del Audi R8 en el que viajaba mientras circulaba de norte a sur por avenida Circunvalación. Cuatro meses después, la causa sigue en veremos.

El auto donde viajaba Paladini mostraba golpes en el lateral derecho y un impacto en el parabrisas, y el cuerpo de Paladini terminó a 40 metros del auto.

Su familia planteó luego, a través de las redes sociales, que el auto había recibido un piedrazo.

Según las últimas pericias no había indicios del impacto de un objeto contundente en el parabrisas, y era probable que Paladini no hubiera tenido puesto el cinturón de seguridad al momento del hecho.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo