El partido 

Necesitaba una reacción y lejos estuvo de conseguirla. Newell’s perdió en su visita a Olimpo por 2 a 0 y no pudo borrar la pálida imagen dejada hace una semana en el clásico rosarino. Los de Bernardi siguen sin encontrar su identidad y casi no inquietaron a un equipo que pelea por salir de los últimos lugares de la tabla.

En 90 minutos chatos, la Lepra sólo inquietó de a ratos y no tuvo ni un rendimiento individual esperanzador. Apenas pueden destacarse algunas apariciones esporádicas de Lucas Mugni, quien fue titular pero no logró cambiarle la cara a un equipo que lució demasiado tímido durante la gran mayoría del tiempo de juego.

Olimpo hizo un golazo apenas iniciado el segundo tiempo (en el primero pasó poco y nada) y luego se dedicó a esperar e intentar lastimar de contra. El primer tanto del partido fue obra de David Vega, quien conectó un espectacular zurdazo que se metió en el ángulo superior derecho de Oscar Ustari.

En desventaja, Newell’s intentó pero no pudo. Maxi Rodríguez se retrasó unos metros para tratar de habilitar a Scocco o el ingresado Ponce y aunque manejó la pelota todo quedó en nada.

Cuando el partido se moría apareció Walter Acuña, ex Central, quien aprovechó una contra y definió muy bien por encima del cuerpo de Ustari. El partido se cerró entonces con un preocupante rendimiento rojinegro.

Es la segunda derrota consecutiva para el equipo de Lucas Bernardi, quien volvió a cambiar varias piezas pero se encontró con el mismo rendimiento opaco. Desde la llegada del nuevo DT, Newells ganó un partido, empató otro y cayó en los dos restantes.

Las formaciones