Monseñor Eduardo Martín
Monseñor Eduardo Martín

Tras la reciente moción que el Concejo municipal aprobó al promover la eliminación de íconos religiosos de las escuelas y hospitales públicos de la ciudad, el Arzobispado de Rosario no se da por vencido y continúa su cruzada para que la ordenanza no avance.

“Creemos que no ayuda a una convivencia pacífica en tiempos de grieta. A través de las instituciones, tenemos que contribuir a una mayor armonía entre los distintos sectores de la sociedad”, señaló el arzobispo Eduardo Martín este lunes en conferencia de prensa. 

En tanto, el religioso resaltó la existencia de una “convivencia pacífica” entre los ciudadanos y dichos símbolos religiosos que serán removidos. “Espero que esto no avance y se diluya. No es algo saludable. Necesitamos paz.”, expresó sobre la iniciativa elaborada por Celeste Lepratti. 

Asimismo, Martín volvió a manifestar su enojo con la situación y volvió a pedir al Concejo que de marcha atrás: “Nunca se nos consultó nada. Irrita porque fue lanzado de golpe sin ningún tipo de diálogo. Pedimos que revisen la norma. Es un error que se ha cometido y es de sabio rectificarse”, lanzó. 

El Arzobispado ya se había pronunciado en contra de la ordenanza el pasado viernes mediante un comunicado oficial en el que señalaban "si es el momento para que nuestros concejales distraigan sus energías en un tema como este en vez de buscar promulgar normas sabias y prudentes".