Desde hace unos días que el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) viene avisando de lluvias y tormentas pero el cielo aún no se enteró. Este miércoles podría ponerse inestable y llegar el agua a Rosario.

Sin embargo, por la mañana el cielo estaba mayormente despejado. Una mañana fresca, ideal para abrir las ventanas y dejar entrar toda la brisa del norte. La probabilidad de lluvias se mantendrá todo el día, con mayor fuerza por la tarde y noche. La máxima en el día será de 25 grados.