A raíz de la reaparición en cancha del delantero de Boca, Sebastián Villa, se puso nuevamente el foco en la deuda que todavía tienen los clubes de fútbol con las cuestiones de género. La mayoría de las instituciones del país no cuentan con un protocolo para encarar y trabajar los casos de violencia y los que sí lo tienen muchas veces no los respetan.

Recién en los últimos años se comenzó a reconocer los derechos de la mujer en el ámbito de los clubes de fútbol, un espacio marcado fuertemente por el machismo. Muchos de los logros, como la creación de áreas y protocolos contra la violencia de género, fueron posibles gracias a la articulación y el trabajo conjunto de las agrupaciones feministas dentro de los clubes. 

En Rosario, tanto Newell’s como Central avanzaron en los últimos años en la creación de áreas de género que visibilizan la presencia de las mujeres e implementan protocolos para la prevención e intervención en situaciones de discriminación y violencia. 

El primer paso lo dio Rosario Central, quien en noviembre de 2018 presentó la Secretaría de Género y Diversidad. En diálogo con Rosarioplus.com Geraldina Platero, referente del área, aseguró que “los compañeros varones entendieron la importancia de la secretaría y nuestras actividades están contempladas en el presupuesto anual”. 

Al respecto, agregó: “Los otros clubes nos lo dicen. Central está liderando la movida de las secretarías de género”. 

Newell’s por su parte dio el puntapié en abril de este año. El encargado de la secretaría de Género y Diversidad de la Lepra, Frango Magnano, le contó a este medio que aprovecharon el aislamiento social preventivo y obligatorio para ultimar detalles y realizar el lanzamiento.  “Por cuestiones obvias nuestra actividad se limitó a medios digitales por la pandemia”, aclaró.

En estos primeros meses, se dedicaron “a la capacitación interna en diferentes áreas del club, en encuentros, participamos en actividades de otros clubes de la provincia y en capacitaciones a cargo de Secretaría de Estado de Igualdad y Género del gobierno de Santa Fe". 

Magnano expresó que “la relevancia que le da el club es significativa”. “Desde el primer momento Cristian D'amico apoyó la creación de la secretaría y nos dio las herramientas para poder trabajar. Sin lugar a dudas la relevancia es notoria”, aseguró. 

En tanto, la secretaría canalla señaló que “actualmente estamos muy activos”. Como cada noviembre, el club encara una serie de actividades en el marco del #25N, el Día internacional de la eliminación de la Violencia contra la Mujer.

En ese sentido, adelantó que la próxima semana el plantel profesional y su cuerpo técnico recibirán una charla sobre “Masculinidades”, impartida por la Secretaría de Género y Derechos Humanos de la Municipalidad de Rosario.

En este marco, Platero recordó que ella es miembro de la comisión directiva y subrayó la importancia de la presencia femenina. “Es importante que haya muchas mujeres. Ahora somos sólo tres, dos vocales titulares y una suplente, tendríamos que ser mucho más. Creemos en la importancia de que haya mujeres en todas las comisiones de todos los clubes”. 

Mujeres canallas en la última marcha del #8M. (CARC oficial)
Mujeres canallas en la última marcha del #8M. (CARC oficial)

¿Cuál es la posición de los clubes rosarinos ante las denuncias por violencia de género?

Hasta el momento Rosario Central, Newell's, San Lorenzo, Vélez y Racing son los únicos clubes de la primera división del fútbol argentino que cuentan con un protocolo para casos de violencia de género.

Platero resaltó la importancia del protocolo del club Canalla e hizo hincapié en “la prevención”. Según precisó a Rosarioplus.com, a lo largo de estos dos años la actividad se concentró en talleres y charlas con perspectiva de género. “Esto nos lleva a encuentros de sensibilización con profesores, deportistas, divisiones inferiores, cuerpo técnico, todos los empleados y empleadas del club”, enumeró. 

La referente consideró que “ellos son los formadores de nuestros jugadores de primera”. “La mayoría de nuestros jugadores hacen las inferiores en Central, creemos importante que los técnicos y preparadores físicos tengan perspectiva de género o al menos estén sensibilizados”, enfatizó. 

Además, Platero reconoció que “no es fácil” para el mundo de fútbol repensar el género y la diversidad sexual.  “Sabemos que no es de un día para el otro, que con unas charlas ya tienen perspectiva de género pero sí el fútbol lo tomó muy bien. El primer año no veían la hora de levantarse e irse y ahora tenemos encuentros de dos o tres horas y participan y se copan”, amplió. 

En el club del Parque la situación es similar. El protocolo se encuentra vigente aunque “falta un poco en la reglamentación”, advirtió Magnano. De igual manera, aseguró que ante cualquier hecho de violencia de género en el club “se activa el procedimiento e interviene la secretaría con el asesoramiento y la contención necesaria para que no se repita el caso y resguardar su integridad tanto física como psíquica”. 

Al ser consultado por el caso Villa, Magnano fue determinante: “Newell’s se encuentra preparado para enfrentar una situación así y de hecho ya lo hizo”.

"Lamentablemente la secretaria tuvo que intervenir hace poco cuando un jugador de la 4ta división de fútbol del club en su ciudad natal Monte Caseros, en la que se encontraba en ese momento, fue acusado de un delito sexual y tomamos la decisión junto a la comisión directiva de separarlo preventivamente hasta que se aclare su situación judicial", relató el referente de género de la Lepra a este medio.

Las secretarías de ambos clubes en una reunión con Celia Arena.
Las secretarías de ambos clubes en una reunión con Celia Arena.

En cambio, la representante de Rosario Central prefirió no arrojar ninguna afirmación sobre el tema. Platero consideró que es muy complejo: “La respuesta más fácil sería que te diga que se corta el contrato, pero deberíamos pasar ese momento porque no es sencillo”. 

 “Los clubes se sostienen por los jugadores de fútbol, vendés a un jugador y te sostiene la economía por un año o dos”, recordó.

En ese sentido recordó el caso de Fernando Tobio, el defensor que en 2018 quedó envuelto en un escándalo al difundirse un video en el que golpea a una mujer e insulta a otra en la vereda de un bar.  “Nosotros tuvimos un problema con el jugador, fue algo bien chico y no quisimos que fuera punitivo”, explicó. Finalmente se le aplicó una sanción económica y los fondos fueron destinados a acciones de prevención.

Sin embargo, Platero adelantó que una de las iniciativas que pretenden llevar adelante en el 2021 es la implementación de cláusulas de violencia de género en los contratos, tal como hizo Vélez Sarfield. 

Las demandas del movimiento de mujeres llegaron al fútbol, un universo atravesado por el mandato de masculinidad. Además de las áreas de género, los protocolos y la implementación de la Ley Micaela en todas las instituciones deportivas, gran parte del problema de raíz dependerá de la voluntad política de los dirigentes para trabajar realmente para erradicar la violencia de género y el machismo.