8A: a dos años de "un cabildeo de mujeres ejemplar"

Pasaron dos años de una jornada histórica para el movimiento feminista, dos años de aquel 8A en que el aborto legal, seguro y gratuito estuvo muy cerca de convertirse en ley. Más allá de la votación legislativa, ese día se legitimó un intenso trabajo que todavía sigue con el sueño de llegar al objetivo final.

Son 730 días transcurridos de aquella jornada eterna de miércoles frío y lluvioso; de una marea verde de dos millones de personas con sus pañuelos que se reunieron a esperar la decisión del Senado (finalmente fueron 38 votos en contra, 31 a favor, dos abstenciones y una ausencia). El 8A quedó marcado en el calendario como una fecha simbólica de la lucha y por eso Rosarioplus.com rememoró aquella jornada con algunas de sus protagonistas.

Como definió la diputada Silvia Augsburger, aquel día, “lejos de ser un fracaso, fue caer en la conciencia de haber llegado hasta ahí para seguir luchando hasta la ley”.

Tres senadores, tres colores de votos

El 8 de agosto de 2018 Santa Fe fue representativa de la pareja disputa, ya que de los tres senadores participantes, hubo tres votos divergentes: Carlos Reutemann votó en contra y no tomó la palabra; Omar Perotti se abstuvo, y en su discurso propuso un proyecto alternativo, y María de los Ángeles Sacnun votó a favor de la iniciativa aprobada por Diputados en junio de ese año.

El actual gobernador de la provincia en su discurso aseguró estar convencido en la necesidad de avanzar hacia la despenalización con un Estado que no mire para otro lado, pero su voto no fue de luz verde para la Ley IVE. Entonces entre otras cosas dijo: “Ninguno de los argentinos es el mismo después de esta discusión y eso nos tiene que movilizar para llegar a un lugar en común, y ojalá lo permita este proyecto que estoy proponiendo, para que no dejemos a la Argentina en el mismo lugar donde empezó este debate", dijo.

En tanto la senadora María de los Ángeles Sacnun (única de los tres que había anunciado públicamente su voto definido) fue contundente en dos conceptos en su momento de locutar, que "la muerte por aborto clandestino es un femicidio por omisión del Estado" y que “tener una ley de aborto legal es hacer justicia social porque las mujeres que mueren son las pobres”. Entre otras cosas, aseguró que si no se lograba la ley, “este parlamento será responsable de las muertes por aborto clandestino”. Y así se dio la historia, al menos hasta que vuelva a la discusión el mismo proyecto (que tiene estado parlamentario) ó hasta que el Ejecutivo Nacional envíe el proyecto anunciado por el presidente al asumir, y en la apertura de sesiones del Congreso.

En diálogo con este medio, Sacnun analizó aquel momento histórico del que participó: “Ese cabildeo de todas las senadoras fue ejemplar, todas dialogando constantemente entre sí y con nuestros compañeros, ahora cuando se impulse nuevamente tendremos esa tarea nuevamente. Aunque no salió la ley en ese momento, cuando se escriba la historia de la lucha feminista, esa jornada será una parte de los hechos que deriven en la conquista de derechos, y sin dudas el aborto se va a conquistar, porque el Estado debe brindar la garantía de preservar la salud de una mujer que desee abortar”.

Reflexionó de su discurso en el 8A que “el concepto de Justicia Social se va ampliando permanentemente. Hay que acompañarlo, y su evolución implica responsabilizar al Estado en respetar la libertad de decidir de las mujeres sobre sus cuerpos”.

Mientras se espera avances en el debate de la Ley IVE en Diputados o el ingreso del proyecto de Alberto Fernández, los abortos se siguen practicando cada día, y Sacnun calificó como injusto que “cada mujer pobre que se lo practique, no importa el motivo por el cual lo decida, tenga riesgo de morir”.

La cuarentena no tapa todo

A pesar del freno de los debates en el marco de la cuarentena por la pandemia, los congresales hoy permanecen con el mismo compromiso, de la mano de la intención (en su discurso de apertura de sesiones del Congreso) del propio presidente Alberto Fernández de impulsar la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo.

Desde la agrupación histórica central en la búsqueda de la legalización, la Campaña Nacional por el Derecho al aborto legal, seguro y gratuito, instaron en un comunicado a quienes forman parte del Estado argentino y representan a los ciudadanos que “mujeres, lesbianas, bisexuales, varones trans y personas no binaries, seguimos padeciendo las consecuencias de la criminalización del aborto al someternos a prácticas inseguras producto de la clandestinidad. Demandamos sea saldada en 2020 con la sanción de la ley”.

Además llamaron a hacer ruido a través de las redes sociales desde las 11 con un “redazo” con las consignas de su lucha #AbortoLegal2020 #Educación Sexual para Decidir #Anticonceptivos para no abortar #Aborto legal para no morir. Sus redes oficiales en Twitter, Instagram y Facebook son bajo el nombre @CampAbortoLegal.

En torno a la perspectiva de que sea ley este año, la diputada rosarina Augsburger no duda “este año saldrá, en cuanto podamos sesionar de forma presencial, y el Ejecutivo presentará su iniciativa –anunciada por el presidente- aunque se depende de un amesetamiento de la pandemia”.

Por su parte, la senadora Sacnun analizó que “el presidente no debería dilatar el envío de su proyecto, lo tiene en su agenda pública”, y cuando suceda eso, “habrá que analizar con tiempo el proyecto porque es nuevo”. Para ella el consenso es "unánime, ya nadie endilga a un legislador que 'esté a favor de la muerte' cuando promueve esta ley".

Finalmente coincidió con Augsburger en que “la dimensión del tema y su importancia amerita la espera a las sesiones presenciales”, aunque destacó que virtualmente “el Congreso está decidiendo muchas cosas de importancia, como la Reforma Judicial o la Ley de Teletrabajo, ambas con perspectivas de género”.

Silvia, la impulsora rosarina que lo vivió en la calle

La diputada nacional Silvia Augsburger es autora del primer proyecto de legalización del aborto, que ingresó desde la Campaña en 2007, y desde entonces ya se pelearon en la Legislatura un total de ocho ingresos, el último con estado parlamentario fue en 2019. También es autora del proyecto de Matrimonio Igualitario que cumplió 10 años.

El debate del Senado aquel miércoles 8 de agosto lluvioso y frío, Silvia lo vivió en las calles, donde recuerda en diálogo con Rosarioplus.com que “saludaba y daba ánimo a las diversas ‘referentas’ (sic.), cantando bajo la lluvia torrencial, evitando el frío abrazadas”.

En ese contexto que vivió el otro lado del debate en la calle, observó que la mayoría de quienes reclamaban eran chicas de 14 a 25 años. “Ellas rejuvenecieron el movimiento feminista, y también vinieron a mostrar al Poder Político el cambio de conciencia social”.

“Fui una más de la enorme marea humana de millones de mujeres que reclamábamos nuestro derecho a decidir sobre nuestros cuerpos, hay una línea que une el asco que sentimos por los femicidios que conocemos cada día y por la clandestinidad del aborto, y en esa línea se interpelan las niñas de esta nueva generación de niñas y adolescentes” recordó la funcionaria por Santa Fe de origen rosarino.

En ese momento no hubo voluntad política de los bloques mayoritarios, y esta vez Augsburger analiza el panorama diferente, si bien “el senado eran todos varones y adultos mayores presionados por sectores conservadores y hoy sigue siendo ajustado el debate allí”.

Recordó que desde los comienzos de la democracia existen organizaciones feministas que reclamaban por el derecho a decidir una interrupción al embarazo, y “hasta hace muy poco era un tema marginal, que no se hablaba en ningún lado, pero ahora que se naturalizó, pensar que el aborto no es legal ya suena al medioevo”.

De esta manera la diputada santafesina señaló: “Los senadores que no entienden esta realidad son responsables de sostener una norma de 1921 completamente evitable, mientras siguen muriendo niñas o viviendo obligadas a gestar. No ven esta revolución cultural y social”.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo