“Todos nos equivocamos y acá estamos para empezar a corregir”, dice Zaramay en un video que publicó el viernes en su cuenta de Instagram, que suma casi un millón de seguidores. El músico había sido detenido después de publicar fotos en la misma red social, posando armado junto a integrantes de “Los Monos”. Luego la Justicia decidió liberarlo, a cambio del pago de una fianza y una probation haciendo tareas comunitarias, que empezó a cumplir esta semana, con una visita al Hogar de Señoras Autovalidas San Vicente de Paul, en Esmeralda al 2900.

 

 

“Soy Agustín. Soy músico de Buenos Aires. Hace ocho años que hago música, pero recién hace un año puedo vivir de esto”, dice Zaramay en el mismo video, situado en “Rosario Zona Norte”. Su abogado, Carlos Varela, le indicó a RosarioPlus: “El compromiso que tiene mi defendido es el de concurrir en cinco oportunidades previamente establecidas por la Agencia de Criminalidad Compleja a diferentes actividades que importen la sensibilización en los efectos de la comisión de ilícitos y las consecuencias del encierro penal. Las acciones estarán facilitadas por la Asociación Civil ‘Uniendo Caminos’, de Rosario”.

Zaramay también se comprometió con la Justicia a subir al feed de su cuenta personal en Instagram un video por mes durante la duración de la probation, previamente acordado con el Ministerio Público de la Acusación en el que deberá pedir disculpas públicas a la ciudadanía y deberá dar mensajes sobre las consecuencias negativas de la utilización de las armas de fuego.

Por último, se acordó que Agustín García (el nombre detrás del apodo Zaramay) compre y done bienes de capital en favor de la Asociación Civil Uniendo Caminos, para que se puedan dar talleres de música en la sede de esa institución.